La acción artística de Pepe Espaliú para visibilizar el sida llega a la Bienal de Shanghái 28 años después

Acción de 'carrying' en 1992.

Decía en una entrevista el arquitecto Andrés Jaque que la acción artística Carrying, de Pepe Espaliú, de la que en 2022 se cumplen 30 años, constituye un ejemplo de cómo en un momentos de gran crisis, un artista es capaz de "reinventar el espacio en que los cuerpos concurren como parte de realidades colectivas”.

La gran crisis que visibilizó Espaliú entonces era el sida, aquella otra pandemia que, a diferencia de la actual, no ocupaba titulares. Todo lo contrario. Se omitía. Aquel silencio era, en gran medida, la motivación detrás de Carrying, una performance ideada por el artista cordobés y en la que personalidades como Alaska, Pedro Almodóvar o Carmen Romero los sostuvieron en brazos el 1 de diciembre del 92 en un periplo que iba desde la galería de Pepe Cobo hasta el Museo Reina Sofía, con parada delante del Ministerio de Sanidad para dejar un mensaje: "Nos estamos muriendo y no estáis haciendo nada".

Espaliú moriría poco después, pero aquella acción y todo su legado, se iría agigantando con el paso de los años. De tal manera que este sábado, 28 años después de aquella performance, Espaliú y su Carrying han formado parte de la exposición Bodies of Water, la principal muestra de la Bienal de Shanghái, una de las principales citas del arte contemporáneo a nivel mundial.

De la exposición, inaugurada el pasado sábado, se ha encargado Andrés Jaque, que ha diseñado una muestra con obras de 64 artistas, entre los que están Ana Medieta, Cecilia Vicuña, Itziar Okariz, Antoni Muntadas, Carlos Irijalba, Joan Jonas o Cooking Sections.

Jaque ha informado de que ha dedicado los últimos 9 meses a crear la exposición principal de la Bienal de Shanghái, que cumple este año su 25 aniversario. En el corazón de la muestra, según explica el arquitecto, late la idea de "utilizar la forma en que los cuerpos se entrelazan con otros cuerpos, con la tecnología, con los paisajes y las infraestructuras, superando su autocontención y operando ecosistémicamente como un lugar de disidencia, alternativa y cuidado mutuo".

La exposición se divide en varias sedes a lo largo de la ciudad. La principal es el Power Station of Art (PSA), una antigua planta eléctrica de carbón que impulsó la industrialización del río Huangpu.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 06:00 h