Urbanismo dice que adoptará acciones disciplinarias con Recicor

Incendio en Recicor

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Pedro García (IU), ha informado este viernes de que desde el organismo autónomo se sigue con las diligencias abiertas tras el incendio de la planta privada de reciclaje de la Carretera de Guadalcázar, para que los servicios de Inspección y Licencias de la GMU analicen la situación de la licencia de obra y de la licencia de actividad en materia urbanística que posee la planta, así como "la situación de legalidad de la obra realizada y de la actividad que se desarrolla".

En una nota, el también primer teniente de alcalde ha asegurado que se adoptarán "las medidas urbanísticas y acciones disciplinarias que procedan". Entre las medidas a llevar a cabo y en coordinación con el área municipal de Seguridad se realizarán las visitas y actuaciones pertinentes.

Mientras, García ha recordado que, en cuanto a los antecedentes urbanísticos, se parte de una autorización para la instalación en Suelo No Urbanizable (SNU) amparada en el proyecto de actuación aprobado por el Ayuntamiento el 1 de junio de 2006, en unos terrenos de 186.690,50 metros cuadrados --18,66 hectáreas--, para el vertido de escombros y vertidos de residuos.

Sobre los mismos terrenos, se concedió la licencia de actividad el 26 de agosto de 2009 y de obra el 29 de septiembre de 2009, siendo su objeto 'Planta de Reciclaje y Demolición y Vertedero de Residuos no peligrosos de la construcción', con una capacidad de vertedero de 1.866.500 toneladas; el vaso de vertidos de 75.000 metros cúbicos y la balsa de lixiviados de 5.500 metros cúbicos. La actividad para la que se concede licencia es, básicamente, la amparada en la Autorización Ambiental Integrada (AAI) aprobada por la Consejería de Medio Ambiente el 26 de enero de 2009.

En cuanto a los antecedentes ambientales, la Autorización Ambiental Integrada con la que cuenta desde 2009 contempla residuos de construcción, como grava, roca, etc.; residuos de fabricación de cemento, como hormigón, ladrillos, etc.; madera, vidrio, plástico; mezclas bituminosas sin alquitrán; metales; materiales de construcción a partir de yeso; tierras, piedras, arenas.

Igualmente, recoge otros residuos de la construcción, etc.; residuos de amianto -fibrocemento, etc.-. Los terrenos para los que se solicita y emite esta AAI coinciden con los del proyecto de actuación en SNU y la posterior licencia de obra y de actividad. Esta AAI fue "modificada puntualmente en cinco ocasiones entre 2009 y 2013", según detalla la Gerencia de Urbanismo.

Con motivo del inicio de la tramitación de una nueva modificación, "en este caso sustancial", de la Autorización Ambiental Integrada, que según la normativa aplicable en aquel momento conlleva la solicitud de licencia de actividad, la Consejería de Medio Ambiente lo comunica al Ayuntamiento y la Gerencia de Urbanismo, con el PP al frente y con fecha de 11 de octubre de 2011, somete a información pública tal solicitud de licencia de actividad cuyo ámbito son unos terrenos de 212.000 metros cuadrados --21,2 hectáreas--, es decir 2,54 hectáreas más que en la licencia vigente, "sin continuarse dicha tramitación".

No obstante, el 11 de noviembre de 2014 la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) comunicó a la GMU su autorización a la solicitud de ampliación de la planta de reciclaje. "Al no aparecer antecedentes sobre la tramitación de licencia de ampliación de la referida instalación", la GMU solicitó a la Policía Local corroborar la citada actividad --ampliación de planta de reciclaje--, que con fecha 23 de abril de 2015 emitió una denuncia por "excederse en las autorizaciones concedidas, al no estar amparada la ampliación de la planta en la licencia concedida".

Etiquetas
stats