UCOR se queda fuera de la Gerencia de Urbanismo

Candidatura de UCOR que se presentó a las pasadas elecciones.
El consejo rector estará formado por cuatro concejales del PP, tres del PSOE, dos de IU, dos de Ganemos y uno de Ciudadanos | La entrada de UCOR desequilibraría el juego de mayorías

Unión Cordobesa (UCOR), el partido creado por el exempresario Rafael Gómez, que renunció a seguir siendo concejal tras los resultados de las elecciones del pasado 24 de mayo, no estará representado en el consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo, según ha decidido el equipo de gobierno del Ayuntamiento, que en estos días está perfilando también la composición de los consejos rectores y de administración de los diferentes organismos municipales. Así, la formación de Rafael Gómez no podrá acceder desde el consejo rector a los asuntos que se vayan aprobando semana tras semana en el organismo que rige el urbanismo cordobés.

Según han explicado fuentes municipales, UCOR se queda fuera del consejo rector por una cuestión matemática: el número de consejeros es el que es, y no se puede ampliar para representar a los seis grupos municipales que esta año hay en el Pleno, ya que se rompería las mayorías que salieron de las últimas elecciones. Así, la formación con más consejeros en la Gerencia será el PP, que tendrá cuatro. El PSOE se reserva tres consejeros, por los dos de Izquierda Unida y los otros dos de Ganemos. Ciudadanos se queda con un consejero. En caso de que UCOR hubiese entrado habría sido o a costa del PP, por lo que empataría a consejeros con el PSOE, o de IU o Ganemos. En ese caso, en el consejo rector la suma de PSOE, IU y Ganemos nunca obtendría la mayoría absoluta, y un hipotético acuerdo entre PP, Ciudadanos y UCOR gobernaría este consejo rector. UCOR ya ha protestado por quedarse fuera del consejo rector.

Por otra parte, y como novedad, el Ayuntamiento ha introducido un compromiso que tendrán que firmar los futuros miembros de todos estos consejos de administración y rectores para evitar futuros problemas. Así, tendrán que firmar que no tienen intereses personales en los asuntos que tratarán y aprobarán. Es decir, que no ocurrirá como el caso de Rafael Gómez durante el pasado mandato en la Gerencia Municipal de Urbanismo, que participó en votaciones sobre el Plan Especial de la Carretera de Palma, donde posee, entre otros inmuebles, los 40.000 metros cuadrados de las polémicas naves de Colecor.

Etiquetas
stats