Trabajadores de Cosmos contaminan acústicamente la sede de IU

Protesta de los trabajadores de Cosmos a la entrada de la sede de IU / MADERO CUBERO

“García traidor, contra el trabajador” o “Izquierda Unida, Paro y Ruina” han sido dos de los cánticos que han resonado este lunes a media mañana frente a la sede del Partido Comunista en la calle Ambrosio de Morales, donde varias decenas de trabajadores de Cosmos han pedido, silbato en mano, a golpe de tambor, y a viva voz, que el líder de IU en Córdoba, Pedro García, abandone su estrategia de “acoso” hacia la cementera.

El portavoz de la protesta ha sido Delfín Fernández, presidente del Comité de Empresa, quien ha criticado que García esté intentando “modificar el Plan General de Ordenación Urbana para prohibir a Cosmos el uso de los combustibles que ya se están usando en toda España y toda Europa”, a pesar de que la Junta de Andalucía “haya recomendado que hay que usar estos combustibles porque no representan ningún peligro para el Medio Ambiente ni para la salud de los ciudadanos”.

De hecho, ha asegurado que, desde que se ha empezado a utilizar el combustible derivado de residuos en la planta, se han reducido las emisiones, aunque ha confesado también que la fábrica “está más tiempo parada que andando”. A su juicio, el “empeño” de García en mover a Cosmos está en que tiene “intereses ocultos”, relacionados con la modificación del “mapa de la ciudad” para intentar que la zona donde está ubicada Cosmos, entre los polígonos de Pedroche y Chinales, sea “en un futuro una zona de vivienda u otro tipo de actividades”.

Además, ha augurado que, “como siga por el camino que va”, García va a “acabar con el partido” y ha recordado que “las direcciones antiguas de IU han ayudado en otros momentos para que la fábrica siguiera funcionando”. “Ahora, en vez de defendernos, nos quieren dejar en el paro, y además se están riendo de nosotros”, ha manifestado Fernández, que ha pedido a IU “otra ejecutiva que ponga al partido en un camino de defensa de los trabajadores y de la clase trabajadora”.

Sin embargo, el temor de Fernández es que se produzca el siguiente curso de acontecimientos: “La empresa se va a ir de Córdoba, nos vamos a ir todos al paro y a ellos les va a dar igual”. Para el presidente del Comité de Empresa, existe un riesgo bastante alto de que la empresa se acabe marchando dado que hace 4 años el 50 % de la plantilla fue despedido y el resto ha ido sufriendo reducciones salariales.

Etiquetas
stats