Una terminal diminuta y unas rutas de aterrizaje complicadas: por esto no aterrizan los aviones de pasajeros

Una avioneta aterriza en el aeropuerto de Córdoba | MADERO CUBERO

La ampliación de la pista del aeropuerto de Córdoba solo y exclusivamente para que pueda acoger vuelos comerciales ha costado un mínimo de 86 millones de euros de dinero público. A pesar de esta enorme inversión de dinero público, decidida hace 12 años, en Córdoba no aterrizan aviones de pasajeros desde la experiencia fallida de Flysur. Ahora, después de todas las inversiones necesarias, el aeropuerto cordobés tiene dos problemas: su actual terminal de pasajeros es diminuta y en la misma no caben los casi 200 que tiene cualquier avión de Ryanair, por poner un ejemplo. Pero hay más: el aeropuerto no tiene una carta de aproximación aérea actualizada, y la que se está elaborando llega tarde.

Esta semana, el senador por Compromís (un partido valenciano) Carles Mulet ha remitido una pregunta al Gobierno y a AENA para que expongan claramente qué plazos manejan para resolver estos dos problemas. En ambos, también plantea alternativas y soluciones, que comparte el sindicato ASAE en AENA-Enaire.

En el caso de la terminal de pasajeros, la del aeropuerto de Córdoba es prácticamente la misma que la que se construyó en los años cincuenta. Salvo pequeños retoques, la terminal no dispone de los requisitos de seguridad y espacio necesarios para acoger vuelos comerciales en el aeropuerto.

Compromís plantea una solución transitoria: ampliarla con "módulos prefabricados" pasando de una sala para 70 pasajeros a otra de al menos 150. "Ya tenemos aulas, restaurantes y oficinas prefabricados", sostiene Mulet, por lo que sería una salida provisional para que al menos la ciudad pueda acoger estos vuelos. Pero hay otro gran problema.

"Córdoba siempre está a la cola para recibir a los técnicos de Enaire", denuncia el senador. El aeropuerto de Córdoba tiene una carta de navegación aérea caducada. Estas cartas son las que establecen las vías por las que tienen que pasar los aviones para aterrizar y despegar en la ciudad. Además, en 2020 entra en vigor una nueva normativa europea que hace aún más restrictivas este tipo de cartas de navegación área.

Tal y como informó la pasada semana ABC Córdoba, los técnicos de Enaire trabajan en varias opciones y con varios problemas. La aproximación al aeropuerto de Córdoba se hace en varias rutas por encima de núcleos densamente poblados como El Patriarca y El Brillante. Y también se sobrevuela la base militar de Cerro Muriano, para lo que los pilotos y controladores tienen que saber exactamente cuándo hay maniobras.

Los técnicos, sostiene la información, están buscando una solución y probablemente no la encuentren en 2020 como tenían previsto, sino que la carta de navegación podría retrasarse un par de años más.

En 2014, el Tribunal de Cuentas de la UE publicó un informe sobre la construcción de aeropuertos en Europa, la mayoría de ellos en España sin apenas justificación, que se centraba en el caso de Córdoba. El informe dedica un amplio espacio a su análisis y llega a la conclusión de que la obra (se invirtieron 86 millones de euros de dinero público) fue totalmente "innecesaria" y que se hizo sin planificación ni estudios previos sobre su viabilidad.

Etiquetas
Publicado el
23 de julio de 2019 - 04:25 h
stats