El tenista Cisco García denuncia que AENA y Ryanair le han impedido coger un avión en silla de ruedas

Cisco García | MADERO CUBERO

El tenista cordobés Cisco García ha denunciado este miércoles en sus redes sociales que la compañía Ryanair y el operador AENA no le “han permitido” coger el vuelo que tenía previsto tomar con destino a Vilnius (Lituania), donde va a disputar un torneo de tenis adaptado, precisamente porque viajaba en silla de ruedas.

El deportista cordobés, número 80 del mundo en el Ranking ITF y sexto de España en el circuito de tenis en silla , ha reconocido en un vídeo en Facebook que “lo de hoy es lo más humillante que me ha ocurrido en silla de ruedas”. Y eso que, según reconoce, en los viajes que ha hecho en avión desde que se quedó paralítico en diciembre de 2015, ha tenido que vivir situaciones como arrastrarse por el suelo para ir al baño o llegar a tierra y tener que esperar a que apareciera su silla de ruedas.

Los hechos, según los relata Cisco, son los siguientes: Tras haber avisado a Ryanair de que necesitaba asistencia para acceder al avión tras comprar el vuelo, tras sacar la tarjeta de embarque y tras facturar las maletas, esta mañana se ha presentado a las 6.00 horas en el Aeropuerto de Barajas. A las 6.05 se ha acercado, siempre según su testimonio, al punto de movilidad reducida de AENA para informar de sus necesidades y éstos, supuestamente, se han comunicado con Ryanair.

https://www.facebook.com/ciscogv/videos/10156510463304551/

A las 6.25, cuando aún no estaban embarcando el vuelo, ha sido Ryanair la que, según cuenta el tenista, ha llamado “hasta en 3 ocasiones” para pedir la asistencia de AENA, sin que ésta haya aparecido. “A las 7.05 el comandante le dice a la tripulación que saquen mis maletas y las de mi entrenador porque no podemos volar”, señala García a continuación.

Llegado este punto, el tenista se ofrece a ir a su asiento ayudado por su entrenador o incluso arrastrándose por el pasillo, pero desde Ryanair le han comunicado que “no había nadie que pudiera llevar” su silla a la bodega y que “no podía estar arriba en el avión”, por lo que, ni siquiera le han permitido entrar y ha permanecido en la zona de embarque.

“Por el simple hecho de ir en silla de ruedas me han dejado en tierra”, ha sostenido Cisco García, que denuncia que “ni Ryanair ni AENA se hacen responsables” y “se echan la culpa el uno al otro”. Finalmente, ha decidido comprar dos vuelos nuevos para él y su entrenador, con los que esta tarde volará a Frankfurt (Alemania), y desde ahí a Vilnius, donde espera llegar a las 11.30 horas para disputar el torneo.

Etiquetas
stats