Susana Díaz encarga los presupuestos de 2019 y deja el adelanto electoral en manos de Ciudadanos

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz | MADERO CUBERO

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reprochado este miércoles a los grupos de la oposición que "parece que solo les interesa la fecha de las elecciones en Andalucía", mientras ha anunciado que su Ejecutivo ya está trabajando en la elaboración del Presupuesto para el 2019. De esta manera, la presidenta deja en manos de Ciudadanos el adelanto electoral.

En los últimos meses se ha especulado con un adelanto electoral en Andalucía, que iniciaría el ciclo de campañas políticas que se encadenarán, si se mantienen los plazos, entre 2018 y 2020. Fuentes cercanas a la presidenta de la Junta llegaron a sostener que se planteaba un adelanto electoral para el otoño de este mismo año. No obstante, el anuncio de la presidenta en el Parlamento ha chocado con esta previsión.

En Andalucía las elecciones tocarían en marzo de 2019. Es entonces cuando se cumplen cuatro años de los últimos comicios, aunque Díaz tardó casi dos meses en formar gobierno por la falta de acuerdo, que finalmente firmó con Ciudadanos. Desde entonces, el PSOE y la formación naranja han mantenido un acuerdo por el que estos últimos aprobaban los presupuestos autonómicos, a cambio de que los socialistas se comprometiesen a poner en marcha una serie de reformas y leyes.

Ahora, la pelota está en el tejado de Ciudadanos. Su líder regional, Juan Marín, ya dijo que depende de que el PSOE tenga intención de seguir aprobando las leyes pendientes. Estratégicamente, y según ha podido saber este periódico, a la única formación a la que le convendría el adelanto sería precisamente a Ciudadanos, por el viento de cola de las encuestas. No obstante, en el cuartel general de la formación naranja sostienen que prefieren dar un perfil más institucional y dejar que la legislatura se agote, de la misma manera que pretenden que ocurra con el Gobierno de Rajoy.

De esta manera, las elecciones a la Junta de Andalucía se convocarán dos meses antes de las municipales, que son las únicas fijas en el calendario electoral: el último domingo de mayo. Este encadenamiento de elecciones es visto con temor en formaciones donde la intención de voto puede menguar, como el caso del PP o de Podemos. Ambas formaciones temen que una nueva victoria del PSOE en Andalucía haga de efecto arrastre y contribuya a colonizar la mayoría de los ayuntamientos de la región.

Las siguientes aún están pendientes de lo que ocurra con los Presupuestos Generales del Estado. Si finalmente el PNV vota a favor de las cuentas del Gobierno del PP y salen adelante, Mariano Rajoy podría garantizarse su gobierno hasta el año 2020, con una prórroga de los presupuestos el próximo año. Antes habría visto pasar las elecciones autonómicas y municipales. Un nuevo ciclo electoral, por tanto, está ya a la vista.

Etiquetas
stats