Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

De Plató a Varsovia: la nostalgia de la Córdoba ochentera y noventera vuelve a llenar los clubs

Dj Angel y Partagas en la Discoteca Plató

Juan Velasco

0

Dos locales emblemáticos de la noche cordobesa para dos décadas distintas. Ningún club representa mejor la Córdoba de los 80 que el Varsovia, y pocas discotecas cordobesas hay más emblemáticas de una época como los 90 en Córdoba que Plató.

Ahora, estos dos locales míticos (y mitificados) viven un revival gracias a dos fiestas homenaje que se celebran con una semana de diferencia en dos garitos distintos del Vial Norte. Ambas noches están marcadas, eso sí, por la nostalgia de un tiempo en el que la música era mucho más que un condimento, y de una ciudad en la que la vida nocturna no tenía nada que ver con lo que hay ahora (para lo bueno y para lo malo).

Aunque surgiera más tarde en el tiempo, la Discoteca Plató será la primera en vivir su homenaje. Será este sábado 13 de abril en la Sala Hangar de Córdoba, y contará con dos de los djs que se encargaron de musicalizar las noches cordobesas de los noventa en este mítico espacio: Dj Ángel y Dj Partagás.

Plató, para quienes no lo conozca, fue un club que brilló en Córdoba entre los años 1989 y 1996, coincidiendo con el boom de la música electrónica de baile (el techno, el house y el eurohouse) que comenzaba a inundar Europa y que, en España, tenía su bastión más importante en los últimos coletazos de la Ruta del Bakalao, en la zona del Levante.

Ubicada en lo que hoy es Góngora Gran Café, y precursora de otros clubs como Qu o Kachao, que antes fue Disco 3, en Plató sonaba de todo, pero se le prestaba mucha atención a los sonidos más tranceros y melódicos que llegaban desde Europa y que se mezclaban sin ningún tipo de pudor con electrónica más dura y algún hit más comercial. Su éxito era tal que llegó a tener cuatro sesiones. La discoteca abría en sesión light (sin venta de alcohol) a las 5 y cerraba a las 6:30 de la mañana en sesión golfa.

Su impronta es tan grande que se ha creado una comunidad en la red social Facebook en la que hay un millar de miembros. Eso explica que, a falta de varios días para la fiesta del sábado en Hangar, las entradas online ya estuvieran agotadas y hubiera comentarios incluso pidiendo reventa para poder volver a vivir, aunque sea por una noche y con más canas que mechas, lo que se vivía musicalmente en la Córdoba de hace 30 años.

O 40. Porque años antes de la explosión de Plató, en un pequeño local de La Judería, Córdoba entró en la modernidad por la puerta grande: con El Varsovia. Un club que se inauguró el 13 de noviembre de 1981 y cerró en octubre de 1989, y que fue el referente de la nueva movida que surcaba la Península Ibérica en cuanto a música (el post punk, la nueva ola y los nuevos románticos), amén de un espacio de libertad que no ha tenido mucha continuidad en la ciudad. 

El Varsovia también ha generado su propia comunidad en Facebook, que ya impulsó una fiesta de homenaje en 2019, cuando se conmemoraron los 30 años desde su cierre. Ahora, el Glam del Vial Norte acogerá el 27 de abril una segunda fiesta contando con el mítico Jenaro, dueño y señor de la cabina del Varsovia, que estará acompañado por Pepe Atance.

Etiquetas
stats