Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Cientos de vecinos de Peñarroya protestan ante la Junta “en defensa” del Hospital del Guadiato

Cientos de vecinos de Peñarroya se concentran ante la Junta "en defensa" del Hospital Valle del Guadiato.

Europa Press

0

Más de 400 vecinos de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) y de la comarca del Guadiato se han desplazado este martes a Córdoba para secundar la concentración convocada por PSOE, IU, CCOO, UGT y Satse, a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, “en defensa” del Hospital del Valle del Guadiato ante los “ataques injustificados” al sistema sanitario público por parte del Ejecutivo andaluz del PP, que busca “el desmantelamiento de infraestructuras y servicios y el desvío de recursos a la sanidad privada”.

En dicha concentración han estado presentes la parlamentaria andaluza del PSOE por Córdoba Isabel Ambrosio, el coordinador provincial de IU, Sebastián Pérez, el alcalde de Peñarroya, el socialista Víctor Pedregosa, y el portavoz local de IU en Peñarroya, Pedro Ángel Cabrera, entre otros cargos públicos y orgánicos de ambas formaciones.

En este contexto, Isabel Ambrosio ha puesto el acento en cómo “toda una comarca le da respuesta a los ataques del Gobierno” que preside el popular Juanma Moreno “al sistema de salud pública, en especial al Hospital del Valle del Guadiato”, y también “para desmentir las falsedades con que la Junta está intentando justificar el desmantelamiento de servicios e infraestructuras en la comunidad”.

Para la paralmentaria socialista, “Andalucía no tiene un problema de falta de médicos y profesionales sanitarios, sino que no es capaz de ofertar condiciones dignas y estabilidad para que los sanitarios se queden aquí y, ante esa situación, muchos de ellos optan por la privada o irse a otras comunidades autónomas”.

Ambrosio ha afirmado que esto ocurre “en un momento de máxima gravedad, por estar a las puertas del verano, donde nos encontramos de nuevo con la improvisación de que a día 25 de junio la Junta no tiene aún un plan de verano, pese a que se esperan recortes en las plantillas de entre un 40 y 60% y supresión de horarios y cierres”.

En cuanto a la falta de médicos, ha detallado que son 1.116 médicos los que han abandonado Andalucía en los dos últimos años, y que además, desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “ni siquiera están ofertando oportunidades a los MIR que están terminando su carrera, mientras que a los que ya han acabado su formación se les ofrece mes o mes y medio de contrato”.

La parlamentaria ha precisado que así lo ha denunciado públicamente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, y ello sin olvidar que “el Gobierno del PP echó el 31 de mayo a la calle a 5.000 sanitarios, que son parte de los 18.000 despedidos en los últimos tres años” en Andalucía, “donde las listas de espera suman ya dos millones de pacientes, pese a tener el mayor presupuesto de la historia” para sanidad.

Por su parte, el coordinador provincial de IU, Sebastián Pérez, ha manifestado que “el Gobierno andaluz del PP pensaba que convertir la sanidad pública en un negocio y desmantelar los hospitales públicos no tendría ningún coste, pero hoy tenemos a toda una comarca, a todo un pueblo, a las puertas de la Delegación del Gobierno diciendo que esta situación de colapso de la sanidad pública no es negociable”.

Además, ha afirmado que la delegada de Salud de la Junta, María Jesús Botella, “ha mentido de forma sistemática” a la población de Peñarroya y al Guadiato, “planteando desmantelar el Hospital del Guadiato”, recordando en esta punto que, desde IU, “hemos alertado que estos pequeños recortes del PP no son más que el inicio de un plan para destrozar la sanidad pública”.

Pérez ha instado al Gobierno andaluz a “detener inmediatamente estos planes, aumentar las inversiones en personal e infraestructuras, y dotar a la comarca de un servicio de salud esencial”, advirtiendo que “estamos jugando con la vida de seres humanos en el Norte de la provincia, que tiene una población mayor, envejecida y aislada, que no recibe ningún tipo de inversión”, resaltando que el hospital público del Guadiato “es una conquista lograda por los mineros y no se les va a quitar”.

“La ciudadanía de Andalucía, la provincia de Córdoba y el Guadiato no permitirán que la sanidad pública se convierta en un negocio al servicio de los intereses de Moreno y de los fondos de inversión. La sanidad es un derecho inalienable, y en esta batalla estaremos hasta el final”, según ha concluido.

El alcalde de Peñarroya-Pueblonuevo, Víctor Pedregosa (PSOE), por su lado, ha agradecido la asistencia de vecinos del municipio, que han fletado varios autobuses, así como de otras localidades de la comarca, y también el cierre de comerciantes, hosteleros y empresarios, en el propio municipio, para secundar la protesta “por los ataques continuos al servicio sanitario en la comarca, tras las polémicas declaraciones de cargos de la Junta que se referían al Hospital del Valle del Guadiato como un centro de especialidades”.

“Hemos perdido servicios, empleo, médicos y especialistas, y al pedir una cita pueden pasar más de dos semanas; nos falta un psicólogo y un psiquiatra en el Servicio de Salud Mental, y es una odisea ser derivados a los hospitales de Pozoblanco y de la capital, sin que haya servicio de transportes. Nos hemos puesto en contacto con responsables de la Junta y lo único que hemos recibido por respuesta son ataques”, según ha lamentado Pedregosa, quien ha avisado que la Junta “debe escuchar a la comarca, porque no vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras ellos desmantelan el hospital y derivan recursos a la sanidad privada”.

Por su parte, el portavoz de IU, Pedro Ángel Cabrera, ha lamentado “el continuo deterioro” de la sanidad pública en Andalucía bajo las políticas del PP, “orientadas a beneficiar a la sanidad privada”, y ha recordado que “hace dos años y medio, IU ya alertaba sobre la pérdida de cartera de servicios del Hospital del Guadiato, y nos aseguraron que al pasar al SAS no sólo se mantendría, sino que se aumentaría”, pero “hoy vemos que esto no es cierto”, pues el hospital “ha dejado de cumplir sus objetivos primordiales, y no hay transporte público adecuado para que nuestros mayores puedan desplazarse al hospital de referencia en Los Pedroches”.

De este modo, “las consultas que antes se realizaban en dos horas en Peñarroya ahora toman hasta seis horas”, a lo que se suma que “la capacidad de hospitalización está severamente limitada”, y “nos hemos enterado hoy que el único internista que quedaba en el Guadiato ya no está. Esto significa que no hay capacidad de hospitalización y los pacientes deben ser derivados a hospitales privados o al hospital de referencia, lo cual es insostenible con las actuales 32 vacantes y solo 18 camas disponibles”.

Etiquetas
stats