Renée Lafont: la biografía de la primera periodista muerta en una guerra se cierra en La Salud

Integrantes del proyecto de búsqueda de Renée Lafont | ÁLEX GALLEGOS

En plenitud de una intensa actividad periodística en Francia y en España, Renée Lafont llegó a Córdoba como corresponsal del periódico Le Populaire para cubrir la Guerra Civil española. Realizó reportajes sobre varios combates en la provincia, pero el 29 de agosto de 1936, el coche en el que viajaba junto a dos personas más, cayó en una emboscada y fue capturada por las milicias del frente nacional. “La detuvimos porque llevaba pantalones”, recuerdan hoy que quedó plasmado quienes han investigado su caso.

Tres días después, el 1 de septiembre, fue fusilada. El apunte del capellán del cementerio de La Salud refleja que ese día fusilaron a siete hombres y una mujer. Ahora, en las exhumaciones que se llevan a cabo en el camposanto en busca de los represaliados por la guerra y el franquismo, se han hallado en el cuadro de San Ramón los restos que podrían coincidir con los de Renée Lafont, la primera mujer periodista muerta en un conflicto bélico.

Los datos recogidos hasta ahora por el equipo técnico que trabaja en la fosa han sido difundidos por los integrantes del Proyecto Renée Lafont, que trabajan por su localización desde hace tres años. El pasado 7 de febrero, se exhumaron los restos de la primera mujer represaliada que se sacaba de la fosa del cementerio de La Salud. Tenía un impacto de proyectil de fusil Mauser en la pierna derecha y se sabe que Renée Lafont estaba herida en una de sus piernas cuando la fusilaron. Además, los restos han sido hallados en una sepultura que coincide temporalmente con el 1 de septiembre de 1936, el día que fusilaron a la periodista francesa. Y el informe antropológico determinará la coincidencia con la edad de Lafont cuando la mataron: 58 años.

A falta de ese informe antropológico final y de la prueba de ADN, todo hace pensar que Renée Lafont ha sido hallada. La prueba de ADN de los restos se cruzará con la que se ha realizado una pariente de la periodista francesa. Hija única y sin descendencia, en estos años de investigación del Proyecto Renée Lafont se ha hallado a una pariente -de séptimo grado-, Maïtena Biraben, también periodista francesa, a la que se le ha practicado la prueba, a la espera de que se pueda identificar con ella a Lafont.

Testimonio del última día con vida

En su momento, el episodio de los últimos días de vida de Renée Lafont quedó reflejado en los periódicos locales de la época, que hablaban de “una espía” y que contaron que la periodista llevaba un carné comunista y un escudo con la hoz y el martillo. Sin embargo, en los libro del cementerio de La Salud no figuraba nada sobre la periodista. Pero existía un testimonio oral de Luis de la Fuente Román, que servía en el Regimiento de Artillería Pesada número uno de Córdoba en la época, y señala que fue una de las últimas personas que vio a Lafont con vida.

Ahora, los integrantes del Proyecto Renée Lafont -donde se integran la Comisión de la Verdad, la asociación de memoria histórica Aremehisa, la Fundación Baltasar Garzón y la coordinadora francesa Caminar-, quieren que el caso de la periodista sirva para reivindicar los miles de casos de represaliados en la Guerra Civil y por el franquismo y, en particular, a las mujeres que fueron víctimas en esa época.

Renée Charlotte Amélie Lafont fue la primera periodista muerta en un conflicto bélico y, probablemente, será también la primera mujer asesinada en la Guerra Civil cuyos restos se repatrien por su país y se ponga en marcha la acción jurídica para conocer cómo, por qué y quiénes la mataron.

Etiquetas
stats