Reivindican a una poeta cordobesa olvidada para denunciar la ausencia de escritoras en el Museo de Cera

.

La periodista cordobesa Mercedes Domènech, en nombre del colectivo Zero Agresiones Sexistas (ZAS), ha reivindicado a la poetisa olvidada Camelia Cociña para protestar por la ausencia de mujeres escritoras en el Museo de Cera de Madrid. La literata cordobesa ha vuelto a la vida en una performance, acompañada de ilustres compañeras como Rosalía de Castro, Gloria Fuertes o Carmen Laforet.

La reivindicación ha consistido en “asaltar” la sección dedicada a la literatura del Museo de Cera y “completar la historia”. Lo han hecho ubicando junto a las decenas de escritores ahí inmortalizados a un puñado de plumas algo más vivas: Federica Montseny, Elena Fortún, Rosalía De Castro, Gloria Fuertes, Carmen Laforet y Camelia Cociña.

A esta última la ha reivindicado otra cordobesa, la periodista Mercedes Domènech, quien ha reconocido que “urge” que se recupere su figura. En un texto, explica que Camelia nació en Córdoba (1847), en la familia de un periodista gallego, y se marchó a la tierra natal de su padre con tan sólo 7 años. A los 13 quedó a cargo de su abuelo, muy machista y áspero en el trato. Los libros la salvaron: se convirtieron en pilares decisivos de su futuro. Ejerció como periodista en publicaciones de España y América y ganó varios concursos literarios de la época usando pseudónimos; firmaba como Cecilia o con nombre de varón.

La historia de la escritora la lleva, en sus últimos años, a cartearse con el periodista y literato cordobés Ricardo de Montis, a quien le confesaba tener la necesidad de rezar en la Mezquita-Catedral, donde fue bautizada. “Quiero cruzar las calles silenciosas y asomarme á las verjas de sus floridos patios, en algunos de los cuales hube de ensayar mis primeros pasos, tengo sed del aire de la Sierra y de la luminosa luz de ese su cielo tan celebrado”, le escribía, según Domènech. Murió sin poder lograrlo.

“Como cordobesa, como mujer y como profesional de la comunicación reivindico su existencia. Y, desde el colectivo ZAS, denunciamos la invisibilización a la que se ven sometidas escritoras de extrema calidad literaria como Emilia Pardo Bazán, Elena Fortún, Federica Montseny, Gloria Fuertes y Carmen Laforet. Aún hoy en espacios dedicados a nuestra historia ellos siguen teniendo privilegios y ellas continúan sufriendo el inquebrantable techo de cristal”, señala la periodista en el comunicado.

Etiquetas
stats