El público no podrá ocupar el Puente Romano para ver la Semana Santa

La Veracruz, por el Puente Romano | TONI BLANCO

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado este viernes en Junta de Gobierno Local el plan de movilidad para la próxima Semana Santa, que incluye el traslado de la carrera oficial al entorno de la Mezquita Catedral. El plan tiene importantes novedades, entre las que están que el público que acuda a ver procesiones no se podrá acumular en el Puente Romano, para evitar que se forme un tapón, y tampoco en otros puntos como el cruce de Cardenal González con la Cruz del Rastro.

“Al final del Puente Romano y esquina de Magistral González no se podrá estar. Hay muchos espacios para ver la Semana Santa”, explicó el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad, Emilio Aumente, quien anunció que el Puente Romano “no se va a cerrar al público”, seguirá siendo peatonal. No obstante, recomendó que los recorridos para el acceso al entorno de la Mezquita Catedral se hagan desde los puentes de Miraflores y San Rafael.

El Puente de Miraflores, por su parte, estará abierto al tráfico durante las horas en que no haya procesiones. Cuando arranque la carrera oficial, Miraflores quedará como un puente peatonal, para facilitar los movimientos del publico asistente. “Si hay que traer vehículo, recomendamos encarecidamente la zona de aparcamiento del Arenal”, insistió Emilio Aumente, durante la rueda de prensa.

“Vamos a insistir mucho en que se respete la señalización”, anunció, al tiempo que dijo que “va a actuar la grúa” para quien no haga caso de las señales. “Son calles muy estrechas, se usa todo el casco histórico. La ciudadanía tiene que ser responsable. Donde entran cuatro personas no entran 4.000. Hay muchos sitios para ver la Semana Santa. Hay espacios muy amplios. No tenemos que estar debajo de la Puerta del Puente”, insistió en sus recomendaciones Aumente.

Etiquetas
stats