Los municipios del norte de Córdoba ya reciben un 10% menos de agua para hacer frente a la sequía

Un grifo con agua en la cocina | PIXABAY

Las localidades del norte de la provincia de Córdoba ya reciben desde este viernes 15 de julio un 10% menos de agua en sus depósitos municipales para hacer frente a la situación de sequía del embalse del que se abastecen, Sierra Boyera, que cuenta con apenas un 15% de su capacidad.

La Junta cede de forma temporal el uso de la conexión existente entre La Colada y Sierra Boyera para dar agua al norte de Córdoba

La Junta cede de forma temporal el uso de la conexión existente entre La Colada y Sierra Boyera para dar agua al norte de Córdoba

La Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) ha tomado esta determinación ante la situación de sequía actual que viven los municipios que se abastecen del embalse de Sierra Boyera y donde los cálculos de los técnicos señalan que actualmente hay agua para el consumo y la actividad humana solo hasta el otoño.

Así, según ha confirmado a este periódico el presidente de Emproacsa, Esteban Morales, las restricciones en el abastecimiento han comenzado este 15 de julio y consisten en “limitar el volumen máximo de agua a suministrar diariamente en los depósitos municipales”.

Ese volumen máximo diario se ha calculado a partir del consumo facturado en el total del tercer trimestre del año pasado 2021, determinando así el promedio diario de ese trimestre. “A ese promedio se le ha aplicado un 10% de reducción, y el valor obtenido es el volumen máximo a aportar diariamente al depósito municipal. Esa aportación máxima se va a controlar mediante la lectura diaria de los contadores a la entrada de los depósitos”, ha explicado.

Uso responsable del agua para evitar cortes

“Esto supone que si la aportación diaria de agua es gestionada adecuadamente a nivel municipal, se hace un uso responsable por parte de los usuarios y, por lo tanto, los consumos diarios no agotan el agua disponible, no tendrían por qué aplicarse cortes de suministro horario, que normalmente se aplicarían por la noche”, aclara Morales.

Estas restricciones de agua se aplican a los municipios dependientes del sistema de Sierra Boyera, pendientes de la ejecución anunciada por las administraciones -Gobierno, Junta y Diputación Provincial- del proyecto de conexión para llevar agua desde el embalse de La Colada al de Sierra Boyera.

El pasado 7 de julio, las tres administraciones implicadas en la solución del problema del agua en la zona norte de la provincia se comprometieron, en una reunión celebrada en el Palacio de la Merced y convocada por las mancomunidades del Guadiato y Los Pedroches, a dar una respuesta consensuada y conjunta al problema de sequía que padece dicha zona, así como a garantizar el suministro de agua en todos los municipios afectados el próximo otoño.

Todas las partes implicadas en la realización de la obra de emergencia necesaria para trasladar el agua de La Colada a Sierra Boyera – Emproacsa, la Delegación del Gobierno andaluz y la Subdelegación del Gobierno central- se han comprometido a colaborar para que esta solución temporal se realice cuanto antes, poniendo a disposición del proyecto y de la empresa que la tenga que ejecutar todos los medios a su alcance.

Pozoblanco crea un sistema de abastecimiento de agua a ganaderos con pozos municipales

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, ha explicado este viernes en rueda de prensa que el Consistorio no va a aplicar restricciones en el suministro de agua, a pesar de que los depósitos municipales cuentan ya con un 10% menos de abastecimiento, tras la limitación del volumen máximo de agua suministrada en dichos depósitos por parte de Emproacsa.

El regidor ha explicado que esta limitación la han establecido en todos los municipios del Norte de Córdoba que se abastecen del pantano de Sierra Boyera, el cual se encuentra hoy a un 15,37% de su capacidad con 6,33 hectómetros cúbicos. En números generales, y según ha avanzado el alcalde, Pozoblanco pasará de tener 6.095 metros cúbicos diarios a 5.485, por lo que se reduce el abastecimiento en 609 metros cúbicos menos al día. La previsión, con estos consumos y con la capacidad del embalse de Sierra Boyera, garantiza el suministro durante los próximos cuatro meses y medio, según la estimaciones que le ha facilitado al Ayuntamiento la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Emproacsa.

El alcalde de Pozoblanco ha explicado que, en esta situación, se ha estimado no cortar el suministro, aunque ha apelado a la concienciación y responsabilidad ciudadana respecto de las medidas que han de adoptarse solidariamente por parte de todos. Según ha explicado, “en nuestras manos está reducir el consumo y racionalizarlo tanto en el ámbito doméstico como en el laboral”. Ha pedido en ese sentido que se sigan las distintas recomendaciones de las administraciones y que están relacionadas con el máximo ahorro de agua en el riego, el baldeo de calles, el llenado de piscinas o el uso de elementos domésticos como fregaderos o cisternas.

Cabello también ha recordado que el Ayuntamiento está aplicando un plan de medidas pensadas para reducir el gasto de agua. Ha explicado por ejemplo que el 20% de las fuentes de la localidad están ya cerradas y que el otro 80% van a abastecer con agua procedente de pozos municipales. Las labores de limpieza y mantenimiento con el agua de baldeo y el riego de árboles se está obteniendo por el mismo método. Desde primeros de junio el Ayuntamiento ha reducido más de un 20% el agua para jardines y zonas verdes. En las zonas con sistema de riego automatizado ya se está aplicando una reducción del 50% debido a la reducción de tiempos y de un 33% en el riego manual, ya que ahora sólo se riega dos veces a la semanas frente a las tres que eran habituales antes de que se diesen estas circunstancias.

Para el sector agroganadero, esencial en la economía pozoalbense, el alcalde ha explicado que se han habilitado los mecanismos eléctricos y de captación de agua necesarios en los pozos de Las Merinillas y de El Algarrobillo, que ya se pueden utilizar con fichas de 1.000 litros de agua que facilita el propio Ayuntamiento a los ganaderos y agricultores. Del mismo modo, se están tramitando ayudas a las diferentes administraciones para que los ganaderos puedan hacer frente al gasto de transporte de agua. Con la mirada puesta en el futuro, el Ayuntamiento también está trabajando de forma coordinada con la empresa suministradora de aguas en el municipio en la instalación de unas válvulas reductoras de caudal y presión por la noche en los depósitos municipales para evitar tener que hacer restricciones en este horario nocturno y que garanticen una distribución eficaz y continua del agua en particulares y empresas de la localidad.

El alcalde ha confiado en que se agilice el trasvase temporal de suministro de agua de La Colada a Sierra Boyera, que es competencia estatal, y también que se agilicen urgentemente todos los trámites necesarios de viabilidad económica, técnica, social y medioambiental para que su ejecución se lleve acabo lo antes posible y “no tengamos problemas de abastecimiento a la población” y ha insistido en enviar un mensaje de concienciación “en la necesidad de que todos los ciudadanos y todas las empresas tomemos conciencia en un momento difícil que requiere del esfuerzo de todos”.

Etiquetas
stats