La escasa potencia hidroeléctrica de Córdoba, la provincia con más embalses de Andalucía

Central Eléctrica El Salto en el Carpio

Córdoba es la provincia de Andalucía con más embalses y con más capacidad de almacenamiento de agua. La mitad del agua de la cuenca del Guadalquivir se almacena en la provincia de Córdoba. Aún así, apenas el 10% de la generación hidroeléctrica, una de las grandes fuentes de energía renovable, se produce en la provincia de Córdoba. La causa está en la escasa inversión realizada a lo largo de los años en este tipo de infraestructura. Tan escasa, que tras la millonaria construcción de La Breña II su estación de bombeo y su estación hidroeléctrica aún no están en servicio.

Córdoba tiene una potencia hidroeléctrica de casi 70 megawatios, según la información aportada por el Gobierno central al diputado del PP Andrés Lorite, en una respuesta parlamentaria. En la provincia hay 14 centrales en explotación, según esta misma información. Pero esta potencia apenas supone el 10% de toda la hidroelétrica de Andalucía, de 623 megawatios. A su vez, Andalucía apenas supone el 3,4% de toda la potencia hidroelétrica nacional, donde comunidades como Castilla y León (con el 25%) o Galicia (más del 20% del total nacional) son auténticos referentes de este sistema de energía renovable escasamente aprovechado en el sur.

En Córdoba, la mayor instalación hidroeléctrica está en Puente Genil, en el embalse del Cordobilla, que depende de las aportaciones de agua al Genil que se realizan desde Iznájar. Normalmente, este embalse se abre para el riego de la zona y esa potencia eléctrica se usa también en muchas de las fincas agrícolas de la comarca. En el Cordobilla la potencia puede generar hasta 15,3 megawatios de energía eléctrica, según la información disponible. Esta central está explotada por Endesa, que posee la titularidad de la explotación hasta el año 2061.

En Hornachuelos, en el Bembézar, existe otra gran explotación hidroeléctrica, con una potencia de 15,1 megawatios. Esta pertenece también a Endesa, que la explotará hasta el año 2040.

En El Carpio existe la tercera gran central hidroeléctrica y la más singular de Córdoba, ya que es una de las más antiguas de España. Esta central tiene 8,4 megawatios de potencia alimentada por el cauce del propio Guadalquivir y también es explotada por Endesa, que tiene la concesión hasta el año 2061. En el Guadalmellato, en Adamuz y en San Rafael de Navallana hay otras tres centrales, con una potencia de unos 5 megawatios cada una.

La potencia hidroeléctrica en Córdoba apenas genera el 20% de toda la energía renovable que se produce en Córdoba. La mayor parte llega por la fotovoltaica, el 60% aproximadamente, y el otro 20% por la quema de biomasa, especialmente restos de producción de aceite de oliva en comarcas del sur de la provincia. Pero el potencial es mucho mayor.

Recientemente, el diario ABC Córdoba ha publicado que la empresa cordobesa Magtel ha presentado un proyecto al Ministerio para la Transición Ecológica valorado en 100 millones de euros que pretende construir una central hidroeléctrica en el embalse de Iznájar. Con esa inversión se pretende generar 100 megawatios de potencia de energía renovable, lo que supondrá más que duplicar la actual.

El proyecto pretende aprovechar constantemente el agua almacenada en el embalse, aún en época de sequía, con la conocida como hidroeléctrica reversible. Este proyecto se basa en el bombeo de agua que al caer por gravedad genera más energía de la que necesita para elevarla. La sobrante es la que se produce de manera renovable.

Etiquetas
stats