El mundo taurino reivindica en Córdoba su lugar como “patrimonio cultural”

.

Tras una pancarta en la que podía leerse "La tauromaquia es cultura", aficionados y profesionales del mundo taurino han reivindicado este jueves en Córdoba su lugar como parte de la economía y del "patrimonio cultural" en la sociedad, reclamando ayudas al sector como están recibiendo otros ara afrontar la crisis del Covid-19.

Figuras del toreo como El Cordobés, Finito de Córdoba o Chiquilín han participado de un "paseo reivindicativo" junto a empresarios del sector y aficionados a la tauromaquia, además de con políticos locales de Vox como los concejales en el Ayuntamiento, Paula Badanelli y Rafael Saco, o el diputado por Córdoba de la formación, José Ramírez del Río, además del diputado del PP por la provincia de Córdoba Andrés Lorite.

En un recorrido que se ha iniciado en la Plaza de Toros -el Coso de los Califas- y que ha concluido en la Plaza de Matías Prats -cuya voz radiara numerosas corridas de toros durante su trayectoria profesional-, los participantes en la protesta han seguido un itinerario por la zona de Poniente de la capital, que lleva en sus calles los nombres de distintos diestros como Lagartijo, Manuel Fuentes Bocanegra o José Dámaso Pepete, entre otros. La Policía Local ha cifrado en cerca de medio millar los participantes en este acto, según ha indicado a este periódico.

Una banda de música ha amenizado la marcha, con pasodobles taurinos y el Soy cordobés, que ha levantado algunos aplausos desde los balcones y las aceras al paso de los participantes en el paseo reivindicativo, que ha enfilado avenida Gran Vía Parque, avenida del Aeropuerto y la calle Manuel Fuentes Bocanegra, para acabar en la Plaza de Matías Prats, con la lectura de un manifiesto.

Este acto, que ha emulado el que se ha llevado a cabo en distintas ciudades de España el pasado fin de semana, ha querido poner en valor que "el mundo del toreo da vida a miles de hombres y mujeres, tanto en la provincia de Córdoba, como en el resto de España", según han señalado los organizadores.

En todos los actos similares a este que se han producido por el país, se han citado a distintos colectivos implicados en el mundo de la tauromaquia –toreros, novilleros, picadores o banderilleros, ganaderos, empresarios y aficionados-, que han participado en la marcha, con las mascarillas a las que obliga la crisis sanitaria del coronavirus.

Los promotores de esta acción habían criticado la falta de ayudas e incentivos por parte del Gobierno hacia el mundo taurino para afrontar la crisis del Covid-19 y sus consecuencias económicas. Aseguran que, desde que se decretó el estado de alarma por la pandemia, no han percibido ayuda alguna por parte de las instituciones al no celebrarse ningún festejo de los programados en esta época del año.

Etiquetas
stats