Magtel creó la empresa de la mina días antes del concurso

Mina de Aznalcollar
La Policía Nacional investiga la constitución de las compañías que finalmente se hicieron con la explotación minera adjudicada por la Junta

La empresa cordobesa Magtel creó 27 días antes de que concluyese el plazo para presentarse al concurso público para explotar la mina de Aznalcóllar (Sevilla) la empresa Minorbis, que fue la que finalmente ganó la contratación en asociación con la multinacional Grupo México. Según consta en el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, que investiga esta contratación, Minorbis se constituyó oficialmente el 19 de marzo de 2014, 27 días antes de que expirara el plazo para poder presentarse al concurso.

La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía firmó la resolución por la que se convocaba el concurso para explotar la mina de Aznalcóllar el 13 de enero de 2014. La resolución, con un plazo de presentación de ofertas de tres meses, salió publicada el 16 de enero de ese año. El 16 de abril, por tanto, finalizaba el plazo de presentación de firmas. En ese tránsito, Magtel creó Minorbis y firmó un memorándum con la multinacional Grupo México el 15 de abril de 2014, un día antes de que concluyera el plazo oficial.

Los agentes de la UDEF investigan el proceso en que se constituyeron las empresas que finalmente ganaron el concurso para explotar la mina. En un extenso anexo, los policías detallan el proceso. Así, explican que Minorbis fue constituida el 19 de marzo de 2014, cuando se publicó su constitución en el Boletín Oficial del Registro de lo Mercantil (BORME). El capital de la empresa suscrito y desembolsado fue de 3.000 euros.

La Policía detalla la composición de esta firma, que a su vez depende de otras seis más también de Magtel. Así, la presidencia de Minorbis corresponde a Maloma Gestión de Activos, creada el 18 de enero de 2014 y dependiente también de los propietarios de Magtel. La vicepresidencia de Minorbis era para la empresa Tellus Patrimonial, creada también el 18 de enero de 2014 por otro de los hermanos propietarios de Magtel. La vicepresidencia segunda era para Abadiato Gestión, creada el mismo día y propiedad de un tercer hermano de Magtel. La secretaría la ocupa Artelie Gestiona, constituida un año antes, en enero de 2013, propiedad de un cuarto hermano. Una vicesecretaría fue para Caloma Gestión y otra para Martín Gestión de Activos, otras dos firmas constituidas en enero de 2013 y por otros dos hermanos más. En total, los agentes detallan una extensa relación de empresas dependientes de Magtel y enumeran hasta 90, algunas de ellas disueltas ya.

En el informe policial de la UDEF, al que ha tenido acceso este periódico, los agentes encargados de la investigación consideran que el proceso de adjudicación estuvo viciado desde el principio. Así, consideran que la oferta de Minorbis-Grupo México, que son los que finalmente ganaron el concurso, debería haber sido tumbada tras la apertura del primer sobre. Así, los policías señalan en primer lugar la “ausencia de la acreditación de la capacidad de obrar de la empresa extranjera” en España, ya que la oferta que presentaron carecía del necesario informe expedido por la Misión Diplomática Permanente o la oficina consular en España de México certificando la validez de la empresa.

Los agentes de la UDEF consideran además extraña la alianza de las dos empresas para gestionar un proyecto tan importante como el de reabrir la mina de Aznalcóllar. La unión de las dos empresas “queda supeditada unilateralmente por Grupo México a la concesión de la explotación”. “Por tanto nos encontramos ante una asociación embrionaria en la que todavía no se ha formalizado la constitución de persona jurídica (Consorcio) que se pretende crear en un futuro”.

“Por todo lo hasta ahora expuesto”, relata la UDEF en la página 6 de un informe de 34 páginas en la que enumera muchas más irregularidades que supuestamente ocurrieron posteriormente, “Minorbis-Grupo México no debió superar la primera fase del citado concurso bien por no aportar la documentación requerida o por carecer ésta del contenido exigido puesto que en las bases del concurso se recoge explícitamente: ‘Una vez revisadas las solicitudes y las subsanaciones hechas, aquellas que no reúnan todos los requisitos y documentación necesaria serán inadmitidas’ (…)”, exponen los policías, que agregan que la mesa de contratación sí que excluyó a la primera una oferta, la presentada por la empresa Nyrstar.

Etiquetas
stats