Madres lactantes de Córdoba donaron 188 litros de leche al hospital durante el estado de alarma

Muestra de leche materna en el Banco de Leche | MADERO CUBERO

El banco de leche materna del Hospital Reina Sofía vuelve poco a poco a la normalidad tras el confinamiento decretado el pasado mes de marzo. El servicio no quedó suspendido en su totalidad pero tan sólo pudieron donar las mamás que tuvieran a sus hijos ingresados en el hospital y aquellas profesionales sanitarias que ya fueran donantes. Este acto altruista ha permitido que el banco consiguiera 188 litros de leche desde mediados de marzo hasta hoy, beneficiando a 23 recién nacidos.

Antes del inicio del estado de alarma, el banco no sólo se encargaba de la recepción del alimento, sino que también realizaba entrevistas a las futuras donantes y otras que ya se encontraban en sus viviendas podían acudir hasta el hospital para entregar sus donaciones. Sin embargo, las medidas sanitarias y las restricciones llevaron al Reina Sofía a suspender entrevistas y a solicitar que los viajes al hospital fueran los menos posibles. Este protocolo de actuación difirió de los 14 bancos restantes que se encuentran en activo en España, según la Asociación Española de Bancos de Leche Humana, ya que no hay una uniformidad al respecto.

Hay que señalar que a pesar de estas restricciones, el número total de leche conseguido ha sido bastante alto si lo comparamos con el balance total del banco en su primer año de vida, cuando consiguió 128 litros. Durante estos meses, además, el trabajo del laboratorio ha continuado, permitiendo así el procesamiento, pasteurización y análisis microbiológico y nutricional de la leche donada.

Si destacables son esta donaciones, más lo es la de un caso en particular, cuenta a CORDÓPOLIS la responsable del banco de leche y coordinadora de la Unidad de Neonatología, María José Párraga. Y es que una mamá decidió donar toda la leche conservada en el lactario tras el fallecimiento de su bebé. Desde la apertura del banco, el hospital ha asistido a cuatro casos de donación en estas circunstancias. “Queremos expresar todo nuestro apoyo y agradecimiento a estas mamás, que en circunstancias tan difíciles como la de la pérdida de un hijo, en un acto de solidaridad, generosidad y altruismo, han querido donar su leche para beneficiar a otros niños”, ha agradecido Párraga.

En esta nueva normalidad del banco se ha estipulado el uso continuo de mascarilla e higiene de manos tanto para los profesionales del banco como para las mamás donantes que acuden a él. Igualmente, como se hacía previamente a la pandemia, se hace hincapié en las recomendaciones higiénicas para la extracción y conservación domiciliaria de la leche, así como para su transporte hasta el banco. En relación a la infección por coronavirus, continúan los criterios de exclusión temporal, de duración variable según la situación, para aquellas donantes que hayan padecido coronavirus -confirmado o con sintomatología compatible con la enfermedad- o que presenten fiebre o cualquier indicio de catarro, y aquéllas que hayan tenido contacto directo con un caso probable o confirmado de infección por coronavirus.

Etiquetas
stats