El plan de Sadeco para limpiar los jaramagos de los 53.000 alcorques de Córdoba

Un alcorque, con un tocón, en Córdoba.

La empresa municipal de limpieza de Córdoba Sadeco tiene un plan para acabar con los jaramagos y la suciedad de los más de 53.000 alcorques de la ciudad. Según ha informado la presidenta de Sadeco y primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, la empresa municipal ha adjudicado el pliego de limpieza de las zonas verdes de Córdoba a Prode. Entre las mejoras de este importante contrato se incluye una especial para la limpieza, cinco veces al año, de los alcorques de la ciudad, con la que evitar la proliferación de jaramagos en muchos acerados.

En concreto, Albás informó que desde el año 2011, la limpieza de zonas verdes en la mayor parte de la ciudad de Córdoba está externalizada. El contrato de los próximos tres años ha sido adjudicado a Prode, por un importe de 3,5 millones de euros. Este contrato incluye la limpieza no solo de los jardines y parques de la ciudad, sino que se extiende a todos los alcorques que hay por las calles de Córdoba.

En el mandato anterior, el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba aprobó la prohibición del uso del glifosato, uno de los herbicidas más populares en el mundo. El glifosato era usado por Sadeco y por el área de Infraestructuras del Ayuntamiento para evitar el crecimiento de malas hierbas en los alcorques de la ciudad, tanto en los que están vacíos como en los que tienen vegetación, que se evitaba. También se usaba en muchas de las aceras y calzadas en las que en algunas grietas crecen malas hierbas.

Esta prohibición y la falta de mantenimiento de las zonas verdes es la que ha provocado que muchas zonas de la ciudad se inunden de malas hierbas y que se hayan multiplicado las quejas vecinales. Ahora, Sadeco pretende atajar el problema con una limpieza manual.

Hasta este momento, eran los propios trabajadores de Sadeco los que azada en mano limpiaban en la medida de sus posibilidades los lugares más repletos de jaramagos. A partir del 1 de junio, el contrato cede el testigo en esta competencia a los trabajadores de Prode.

Albás ha calculado que en tres meses se habrá actuado en todos los alcorques de la ciudad. A partir de entonces, será un trabajo de mantenimiento, con el objetivo de eliminar la maleza cinco veces al año en todas las zonas verdes en las que trabajará Prode. El contrato adjudicado es para los próximos tres años.

Etiquetas
stats