Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

José Rújula, el peluquero cordobés que lleva ganando premios con sus peinados desde los 13 años

José Rújula en su barbería.

María Berral

0

Un buen corte de pelo es algo que ahora cada vez buscan más los jóvenes para sentirse bien estéticamente. Y en Córdoba trabaja uno de los mejores peluqueros-barberos de España. José Rújula viene siguiendo la tradición de su familia y con tan sólo 13 años ya se había convertido en subcampeón de Andalucía en 1983.

Ahora Rújula tiene una peluquería-barbería en la calle Tras La Puerta, donde colecciona todos los premios que ha ido ganando en los concursos a los que se ha presentado durante esta amplia trayectoria. Los últimos han sido la Liga ONB Spain Pro-abierto -a nivel nacional-, a finales del pasado año, donde consiguió tres premios (una medalla de oro en la categoría de degradado bajo, medalla de bronce en corte clásico y un cuarto pelo en corte de pelo rizado). Pero también ha quedado campeón en corte clásico en Granada. Y, este año, ha logrado el premio en la modalidad de peine, tijera y navaja en un concurso celebrado en la localidad malagueña de Pizarra.  

Antes había muchos aprendices en las peluquerías, cuenta José a Cordópolis, por lo que ya existían los campeonatos juveniles en los que comenzó. En la actualidad, explica, “se hace algo parecido pero va por modalidades y una de ellas es la de jóvenes promesas”. Otras de las categorías que existen en estos certámenes son el corte clásico, el long sking face, “un desvanecido bajo”; o también el estilo curly, “que ahora le gusta mucho a los chicos, llevar el pelo cortito por abajo y por arriba más largo y rizado”. En la modalidad en la que este cordobés ha sido más reconocido es en la de corte clásico.

En otros campeonatos, José ha coincidido con algún compañero cordobés, aunque para el último a nivel nacional -que se realizó online- fue él el elegido para representar a Córdoba en la categoría masculina. Y es que, según detalla, “primero hay que pasar una primera fase en la que se presentan todos los profesionales que quieran y a la final pasan los mejores, que son los que la organización selecciona”.

Debido a la pandemia, en 2021 y 2022, los concursos a nivel nacional se realizaron de manera online, por lo que concursaban con unas fotografías “con unas normas muy estrictas”. Entre estas se encontraban: “No retocar la fotografía, que fuesen una de frente, otra, de perfil; y otra, trasera; también que fuese desde unos determinados ángulos”. Además de todo esto, se valoraban la técnica y la limpieza del trabajo.

El proceso de las competiciones presenciales es como “un tipo de show” guiado por un speaker. En ellas, todos los profesionales tienen 45 minutos para realizar el tipo de corte que le pide, o si es en la modalidad libre, el que ellos quieran. “Cuando finaliza el tiempo el juez valora cada modalidad”. Además de las categorías detalladas anteriormente, existen otras más innovadoras como el hair tattos, “que consiste en realizar un corte y después hacer un pequeño dibujo”; o también la modalidad de corte y barba.

En el caso de los modelos, cada profesional que se presenta a estas competiciones se encarga de llevar los suyos. Normalmente suelen ser familiares, amigos o clientes que cumplen con las necesidades básicas del cabello para cada tipo de corte. Según menciona José, “el clásico a navaja necesita, por ejemplo, el nacimiento del pelo recto, una nuca sin remolinos y que sea un cabello con bastante volumen”. Además, el pelo “cuanto más lo prepares, más moldeado lo llevas para trabajar con él”. Y el último factor importante de controlar, explica, son los nervios “porque a veces pequeños matices, como un escaloncillo en el corte, son los que hacen que de un tercer puesto, quedes en cuarto o quinto”.

Etiquetas
stats