El Ayuntamiento ya tiene a las primeras empresas para iniciar la gran obra de Capitulares

Sede del Ayuntamiento de Córdoba, en la calle Capitulares

El Ayuntamiento de Córdoba ya ha elegido a las dos primeras empresas que iniciarán la gran obra del edificio Capitulares, en una reforma que tiene que convertir a este inmueble en un lugar eficiente y de poco consumo energético. El plan del Ayuntamiento pasa por invertir 1.521.125, 82 euros en una obra que ha dividido en cuatro lotes y con la que se pretende reducir la huella de carbono del edificio municipal, además de reducir enormemente su actual consumo energético.

De esta manera, la Mesa de Contratación ha decidido que las obras del primer lote las ejecute la empresa Eiffage Energía. Esta empresa tendrá que encargarse de la rehabilitación energética con la mejora de la eficiencia de los cerramientos. El edificio de Capitulares es un inmueble de los años ochenta del siglo XX que no ha sido reformado desde entonces. Dispone de carpinterías metálicas con vidrios muy finos y por tanto poco eficientes. Esto provoca que haga mucho frío en invierno y mucho calor en verano, disparando el consumo energético necesario para climatizar todo el inmueble.

Esta empresa ha ofertado una propuesta valorada en 543.000 euros, inferior a los algo más de 700.000 euros que había propuesto el Ayuntamiento. Ahora debe contestar al requerimiento y aceptar el contrato. Tendrá, después, un mes aproximadamente para iniciar las obras.

Por otra parte, la Mesa de Contratación también ha adjudicado a Sepisur XXI los trabajos para la mejora de la eficiencia energética en las instalaciones eléctricas del edificio. El plan consiste en sustituir el sistema de iluminación actual, también muy antiguo, por otro basado en la tecnología led.

Aún queda por adjudicar el resto de lotes. El segundo lote del contrato hace alusión a la instalación de los paneles solares de autoconsumo, que tendrán un coste de unos 115.000 euros. Dichas placas se colocarán sobre la cubierta y en los pasillos exteriores, ocupando una extensión de unos 700 metros cuadraos. La energía eléctrica continua que generen estos módulos será convertida en alterna para ser consumida en el interior del edificio.

Asimismo, el proyecto también contempla la sustitución del actual sistema de climatización en las plantas 3ª y 4ª. Las bombas de calor con las que cuenta Capitulares tienen más de 20 años y , a pesar de su funcionamiento, el Ayuntamiento reconoce que su eficiencia está por debajo de lo exigible energéticamente. Además, su régimen de trabajo es on-off, es decir, en todo momento trabajan a plena capacidad, provocando mayores consumos de energía ya que son sistemas diseñados para los días más calurosos en verano y los más fríos en invierno.

Etiquetas
stats