Arrancan las obras pendientes para arreglar la calle Espartería

La calle cortada para su reforma.

Este martes han arrancado oficialmente las obras de reforma de la Espartería de Córdoba, oficialmente llamada calle Rodríguez Marín, uno de los trabajos que lleva pendientes desde hace años y que ha sido muy demandada. Tras la intervención en la plaza de La Corredera, la peatonalización de Capitulares y el arreglo de Pedro López y Gutiérrez de los Ríos, el Ayuntamiento se dejó sin intervenir en un tramo de apenas 50 metros que genera una inmensa incomodidad: la calle Rodríguez Marín o, como popularmente es conocida, la Espartería.

La obra de Espartería está pendiente desde que se culminaron los trabajos de peatonalización de la calle Capitulares. Su reforma quedó incompleta también cuando concluyó la restauración de la plaza de la Corredera. La calle de la Espartería está acabada entre el arco bajo de la Corredera y la esquina con Pedro López. Ahora, el tramo entre Pedro López y Capitulares, de apenas 50 metros, se ejecutará con un presupuesto de unos 60.000 euros y un plazo de obra que no debe irse más allá de los dos meses. El proyecto es del Área de Infraestructuras del Ayuntamiento.

El proyecto prevé la construcción de una plataforma única. La vía sería pues una continuidad de la calle Capitulares hacia La Corredera. En la esquina con Pedro López ya conectaría hacia La Corredera. En ese cruce sigue existiendo una pilona que es la encargada de regular el tráfico de entrada a la plaza en momentos de aglomeraciones.

El tramo de Espartería es complejo por la elevada pendiente de la calle. Hoy tiene unas aceras muy estrechas y un firme de adoquines muy bacheado e irregular, que hace que el paso de los peatones no sea cómodo.

Etiquetas
stats