El juez ve tráfico de influencias en las oposiciones a bombero

Una reciente intervención  de los bomberos en Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
Lainz imputa a nueve personas, incluyendo dos miembros de la Junta de Personal del Ayuntamiento |

El juez de instrucción José Luis Rodríguez Lainz ve en su último auto indicios de tráfico de influencias en el caso de las oposiciones a bombero de 2008 y 2009 que investiga por su supuesto amaño y que será juzgado por un tribunal popular. En concreto, Lainz apunta al bombero y miembro de la Junta de Personal del Ayuntamiento Ó. L. C. quien, “por razón de ser la única persona que en el Tribunal de Oposiciones tenía conocimiento suficientes para la redacción de preguntas esenciales del examen, y a la vez de encargarse de la corrección o redacción de la plantilla de respuestas correctas a las preguntas abiertas”. Según el juez, la connivencia de éste con los otros ocho imputados por amañar el examen en favor de allegados y familiares de miembros del cuerpo de bomberos “vendría de la mano de la información que les habría facilitado previamente al examen para responder correctamente a las preguntas que iba a contener al menos el ejercicio que finalmente resultó del sorteo de las dos opciones a presencia de todos los candidatos; y el establecimiento de las referidas consignas de forma de responder concretamente a una pregunta de la parte tipo test y de la parte de desarrollo, para así poder garantizar una corrección más favorable de sus ejercicios”.

De tales indicios podría deducirse, subraya el juez, “la existencia de una connivencia con todos o los examinandos imputados a la hora de preparar, convenir estrategias y filtrar las respuestas o preguntas del examen con anterioridad a la realización de su ejercicio; pudiendo por tanto calificarse los hechos en un principio, como constitutivos de: violación de secretos y tráfico de influencias”.

En total, el magistrado imputa a nueve presionas. Además de siete opositores, el juez imputa a Ó. L. C. y a otro “destacado miembro de la Junta de Personal”, M. T. El segundo habría destacado por su participación en reuniones en las que supuestamente “con una participación activa del mismo, aunque no necesariamente de iniciativa, se habría conseguido rebajar el nivel de exigencia en relación con permiso de conducción, favoreciendo de este modo, cuando menos la posición del imputado D. J. R. H., hijo del sargento de Bomberos J. L. R. P.”, señala el auto.

Además, según Lainz, “se constata una actitud claramente favorable a tratar de obviar requisitos que referidos a aptitudes físicas eran normalmente exigidos con criterios de objetividad en procesos selectivos anteriores”. En lo referente al primer aspecto, el juez destaca cómo la exención de titulación para la oposición de bomberos, desgajándola de la de bomberos conductores tuvo lugar en un contexto en el que “se habría producido una clara disfuncionalidad en los efectivos precisos para la atención a las necesidades del servicio; que sería en parte subsanado con una nueva oposición en la que, sí exigiéndose el requisito de carné de conducir especial para la conducción de vehículos de emergencia de gran tonelaje y dimensiones, se hacía coincidir el temario en más de un 80% aproximadamente con el propio de bomberos no conductores; asociando de este modo unas y otras figuras. En el segundo ámbito, se le relaciona con la iniciativa para tratar de beneficiar a determinados opositores”.

El

Etiquetas
stats