Infección zombie: Montemayor, zona de guerra

Medio millar de personas participaron anoche en el juego de supervivencia entre zombies y supervivientes

Montemayor ha sufrido su mayor desgracia de la historia. Sin conocerse todavía los datos, cientos de habitantes del pueblo se convirtieron anoche en lo que parecían ser verdaderos muertos vivientes. Como los de las películas. Como los de las series. Como los de tus peores pesadilla. Zombies reales paseando por las calles de este pueblo de Córdoba. No muertos que perseguían a supervivientes enloquecidos que corrían por las calles. No es una broma. Fue real. La gente lo vio.

Tan real como la vida misma, porque en eso consisten las experiencias de este tipo que se diseñan para mayor disfrute de los amantes del terror y las emociones fuertes. La empresa Plan 60 segundos logró convocar a medio millar de personas para jugar a esta experiencia lúdico-festiva-terrorífica de tripillas, seseras colgantes y mucha sangre de mentirijilla. Una gozada, sin duda, para todos los puretas que crecieron viendo las pelis de George A. Romero y los jovenzuelos con espinillas a los que se les para el corazón de emoción leyendo el cómic de The Walking Dead o -la mayoría- viendo la serie.

El evento de supervivencia zombie más espectacular de Andalucía tuvo una duración de unas nueve largas horas donde cada uno de los participantes era el protagonista de su propia pesadilla. Los zombies con la sola misión de infectar a cuantos más incautos supervivientes, mejor; estos con la misión primordial de escapar de allí sea como fuere; y los que participaron como militares zombies, puteando al máximo al personal al unir en un entorno de no-muertos con mala uva, la presencia de uniformes.

Hace unas semanas Córdoba también se vio atacada por esta histeria de muertos vivientes, cuando decenas de jóvenes y no tan jóvenes se arremolinaron en la puerta del Puente Romano para marcarse una marcha necrófaga por el centro de la ciudad.

Etiquetas
stats