Ya huele a caracoles en Córdoba

Puesto de caracoles | MADERO CUBERO

Ya huele a caracoles en Córdoba. Y muchos vecinos han empezado ya a salivar en el momento en el que han visto cómo los caracoleros han completado la instalación de sus puestos. Eso sí, no podrán abrirlos hasta el próximo viernes, primer día oficial de una nueva temporada de caracoles que muchos cogen con ganas. La apertura de estos puestos viene a significar en el imaginario popular el final del invierno (al menos el más crudo) y la inminente llegada de la primavera.

La temporada de caracoles guisados de 2018 dará comienzo el 23 de febrero, previamente al Día de Andalucía, y antes, por tanto, que otros años. El objetivo pasa por aprovechar estas jornadas festivas.

Este año, el Ayuntamiento ha registrado un total de 51 solicitudes para la instalación de puestos de caracoles repartidos por toda la ciudad. Son ocho más que el año pasado y tres más que en el 2016, cuando se batió el récord de demanda. En este ejercicio, no se ha permitido la instalación de un puesto de caracoles junto a la Torre de la Malmuerta.

Los puestos deben estar completamente instalados para el próximo viernes. Este año, además, se le requerirá a los propietarios que cumplan estrictamente con la normativa de veladores. El Ayuntamiento reforzará las labores de vigilancia para que se cumplan además los requisitos, como que el puesto se dedique a la venta exclusiva de caracoles guisados, cervezas, refrescos, vino y agua, quedando prohibida la venta de otros productos alimenticios, así como bebidas alcohólicas de más de 15º. Dispondrán de toma de agua potable de la red general de abastecimiento (debidamente contratada con la empresa suministradora) y eliminación de aguas residuales a la red de alcantarillado público, por conducciones soterradas.

Todos los puestos deberán contar con W.C., a disponibilidad de los consumidores, colocando en lugar visible cartel indicativo de su ubicación. Debe disponer también de un recipiente adecuado para almacenar en el mismo todos los residuos que se produzcan. Estos desechos serán almacenados fuera de la vista del público y será retirada, en su momento, a los puntos establecidos de recogida por los servicios municipales de limpieza.

Junto a ello, se subraya que las personas manipuladoras de alimentos deberán poseer una formación adecuada en materia de higiene alimentaria, de acuerdo con la actividad laboral que se desarrolla.

Etiquetas
stats