¿Has pensado que hoy estaba nublado? Pues era polvo del Sáhara

.
El viento del Sur trae a Córdoba una enorme nube de polvo procedente del Norte de Marruecos que permanecerá sobre la Península al menos hasta el miércoles

Hoy debería haber sido un día soleado. Lo preveía la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su modelo de predicción automática. Tiempo soleado, decía. Pero no ha sido así. Desde primera hora de la mañana, una especie de neblina de color marrón se ha instalado sobre la provincia, haciendo que la visibilidad fuera bastante escasa y que el sol apenas penetrase. Frío no ha hecho, no obstante.

A diferencia de lo que pudiera pensarse, hoy no ha estado nublado. A primera hora de la mañana, sobre la Península Ibérica ha entrado una lengua de aire procedente del desierto del Sáhara. La irrupción de la dorsal ha venido acompañada del habitual polvo del desierto, que ha atravesado toda la Península y que a falta de vientos profundos hasta se ha asentado en el centro.

En Córdoba, el polvo era notable por ejemplo en zonas como las del río Guadalquivir. A diferencia de otras entradas de polvo del desierto, como la ocurrida este verano, el ambiente no ha sido irrespirable. La mayor masa de aire del desierto se ha quedado en la costa Sureste española, aunque en otros puntos de España ha sido notable.

En principio, el polvo seguirá sobrevolando la Península al menos hasta el miércoles, cuando está previsto un cambio de viento. El jueves, de hecho, el viento volverá a soplar del Noroeste (el habitual en Córdoba) con cierta intensidad, lo que desplazará la masa de aire sahariana y despejará el ambiente. A partir de entonces, se aproxima un nuevo cambio de tiempo, aunque aún es pronto para hacer un pronóstico a largo plazo que apunta a frío. Y bastante.

Etiquetas
stats