Gómez revela reuniones clandestinas con el equipo de Rosa Aguilar

.

[jwplayer config=“myplayer” file=“https://cordopolis. es/uploads/2013/02/VideoSandokan. mov” image=“https://cordopolis. es/uploads/2013/02/SandokanRPv. jpg” width=“620” height=“349”]

FOTO Y VIDEO: MADERO CUBERO

El líder de UCOR asegura que la ex alcaldesa fue a su casa a comunicarle la imposición de la multa de Colecor y que esa noche le dijo que se iba a quedar en 6.000 euros

Audio íntegro de la rueda de prensa de Rafael Gómez (6-2-13)

Esta mañana, el líder de la oposición en el Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Gómez (UCOR), ha dado la que quizás haya sido su rueda de prensa más estridente y contundente. Y eso, con el currículum de intervenciones públicas del que dispone el empresario y constructor, es decir mucho. Rafael Gómez ha convocado a la prensa de forma sorpresiva para reaccionar a lo que ayer dijo el concejal de Hacienda, José María Bellido (PP), que consideró “triste” que haya recibido tanto respaldo en las últimas elecciones municipales. Pero en una rueda de prensa de más de 45 minutos y a preguntas de los periodistas, Rafael Gómez ha anunciado que iba a “levantar las alfombras” y ha concretado en la figura de la ex alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (antes IU y ahora en el PSOE) el origen de todos sus problemas.

Gómez ha hablado de que en el pasado celebró multitud de “reuniones clandestinas” entre él como empresario y constructor, y Rosa Aguilar y todo su equipo de gobierno. Esas reuniones se habrían celebrado, según su testimonio, “en casas de concejales” y en muchos otros lugares. El dueño de Arenal 2000 ha hablado sin concretar la fecha de una reunión en el Castillo de la Albaida entre Rosa Aguilar, el entonces presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Andrés Ocaña, y el ex gerente de este organismo municipal, Antonio Jiménez. Según él, en esa reunión le dijeron “tira para adelante” en la construcción de la urbanización de Carrera del Caballo, levantada sin licencia de ningún tipo y que posteriormente fue sancionada. “Me dieron permiso y de buenas a primeras empezaron a ponerme millonarias multas”, denunció.

Rafael Gómez ha insistido en que en la multitud de “reuniones clandestinas” en casa de concejales y hasta de “su prima la pelá” le dijeron que no se preocupara por el importe de las sanciones porque al final “eso se iba a quedar en nada”. De hecho, Gómez habla de que la propia Rosa Aguilar siendo alcaldesa fue a su casa particular, donde comió y su mujer “no paró de sacarle platos” con los que “se puso morada”, a comunicarle que el Ayuntamiento le había impuesto la multa de 24,6 millones de euros por la construcción de 40.000 metros cuadrados de naves industriales sin licencia municipal en la antigua fábrica de Colecor. Esa noche, y siempre según el testimonio de Gómez, la ex alcaldesa le comunicó que la sanción finalmente se iba a quedar en sólo 6.000 euros.

De hecho, el hoy concejal ha ido más allá y ha llegado a hablar de un reciente encuentro, “de hace dos meses”, en el AVE entre su esposa y Rosa Aguilar. Allí, según Gómez, su mujer se habría encarado con la ex alcaldesa y le habría dicho que si llega a saber en lo que al final se ha convertido la historia de la multa de Colecor “le habría partido la cara” y que no entendía la actitud de Aguilar con la sanción con “quien te ha dado de comer y te ha dado todo lo que has necesitado”. Preguntado por los periodistas después, Gómez ha dicho que ayudó al Ayuntamiento sin esperar “contrapartidas” en la construcción de una nave en la barriada de Las Palmeras y en la adquisición de varios cuadros de Julio Romero de Torres, siempre después de que Rosa Aguilar siendo alcaldesa se lo pidiera.

En cuanto a la historia de las naves, Rafael Gómez ha insistido en que la multa que le impusieron no tiene sentido porque cuando se levantaron se había redactado un plan especial con el que serían legales. Gómez ha citado a “la señora Concha”, que es Concepción Gutiérrez, ex consejera de Obras Públicas. Según el líder de UCOR, Gutiérrez llamó a Rosa Aguilar, le instó a que “mirase para otro lado” y le dijo que la Junta iba a tumbar el plan especial de la carretera de Palma, como finalmente ocurrió tras una sentencia del Tribunal Supremo. Entonces, y según siempre su testimonio, Rosa Aguilar se reunió con el entonces secretario provincial del PSOE, José Antonio Ruiz Almenara, y con el ex portavoz socialista en el Ayuntamiento y hoy diputado, Antonio Hurtado, y es allí donde se decide imponer la multa. “Toman esa decisión y llegan a decir que tienen que ver a Rafael Gómez y su familia recogiendo cartones en la ciudad de Córdoba”, expresó Gómez.

ATAQUES A BELLIDO

Por otra parte, el líder de UCOR también ha atacado al concejal de Hacienda, José María Bellido, de quien ha dicho que “no es nadie para decirme nada”. “A mí no tiene nadie cojones de darme clases de honestidad porque yo soy el más honesto del mundo”, llegó a decir el constructor, que mantiene deudas impagadas de hasta 40 millones de euros con el Ayuntamiento. “No debo ni una peseta”, dijo. Según Gómez, las multas son porque el Ayuntamiento “me quiere robar. Y me lo está robando”. “Ahora me han sacado cuatro o cinco cosas a subasta”, dijo.

De hecho, Gómez cargó contra el servicio de Recaudación del Ayuntamiento. El concejal aseguró que se siente perseguido cuando a otros empresarios de la ciudad no se le ha cobrado ni una sola sanción urbanística. Por eso, asegura que su partido ha solicitado todos los datos de los cobros de sanciones por el servicio de Recaudación de los últimos 30 años para poder llevar el asunto a los tribunales si fuese necesario. El propietario de Arenal 2000 ha ido más allá al denunciar que los trabajadores del servicio de Recaudación municipal reciben gratificaciones de 5.000 o 6.000 euros por cobrar el mayor número posible de sanciones posibles, en su caso a él, cuando al resto de funcionarios se le está rebajando el sueldo. Además, el edil se quejó amargamente de que el propio servicio de Recaudación se va a instalar en un local que fue de su propiedad en la calle San Pablo y que resultó embargado por el impago de multas.

En el caso de la multa de Colecor, Gómez asegura que ha solicitado reuniones con el alcalde, José Antonio Nieto, y con Bellido, pero “me dan largas”. Según él, al menos con el anterior equipo de gobierno se llegó a un acuerdo para “quitar deuda” con la entrega de los cines de verano, “cuando esa deuda no tenía porqué existir”, insistió. Pero que con el equipo de gobierno actual lo único que está pasando es que le están embargando propiedades y subastándolas.

Etiquetas
stats