La delegada de Cultura pone su cargo a disposición de la Junta

Manuela Gómez con el consejero de Cultura, Luciano Alonso, en el centro. | MADERO CUBERO
Manuela Gómez responde así a la lluvia de críticas por su carta enviada al personal de la Delegación felicitándose por la victoria del PSOE en las elecciones autonómicas

La delegada de Cultura, Manuela Gómez, ha puesto su cargo a disposición de la Junta de Andalucía en la tarde de este jueves. Termina así una larga jornada en la que le ha caído una cascada de críticas, también desde su propio partido -el PSOE- por la carta que remitió al personal de su delegación para agradecer y felicitarse por la victoria socialista en las elecciones autonómicas. La propia delegada ha reconocido a este periódico su decisión, si bien no ha obtenido respuesta por parte de la delegada del Gobierno andaluz en Córdoba ni de ningún otro cargo de la Junta o de la Consejería que dirige Luciano Alonso.

Tras hacerse pública la carta, Gómez lamentó lo ocurrido públicamente durante una rueda de prensa. "No quería que mi cargo institucional chocase con mi militancia socialista", ha lamentado esta mañana la delegada, leyendo de un papel. Gómez ha insistido en que el escrito enviado era un correo interno y que estaba dirigido a los jefes de servicios que, "como todo el mundo sabe son cargos de libre designación", ha insistido la delegada. "Pido disculpas si por algún error la carta le ha podido llegar a algún funcionario", ha dicho.

Durante la rueda de prensa, la delegada solo ha aceptado dos preguntas sobre el tema, a las que ha respondido remitiéndose al escrito que ha leído. Luego se ha levantado y se ha ido, pese a las protestas de algunos periodistas. Gómez se ha limitado a negar, a preguntas de este medio, que antes de las elecciones se hubiese celebrado una reunión con técnicos de su Delegación para conocer la agenda de actos culturales durante la campaña electoral y, de esta manera, garantizar su presencia en los mismos. "No, ninguna reunión", aseguró ya de pie y marchándose.

Gómez no ha encontrado apoyo ni en su propio partido. "Si yo hubiese cometido ese error no pasaría ni un minuto para que nadie me tuviese que pedir responsabilidades políticas", dijo la exdelegada del Gobierno y candidata a la Alcaldía por el PSOE, Isabel Ambrosio. Su exjefa ha apuntado directamente a la dimisión cuando ha sugerido, de esta forma, que la actual delegada de Cultura, Manuela Gómez, debería asumir responsabilidades después de lo que considera "un grave error". El PP regional, EQUO y el sindicato CSIF se han sumado a las críticas y han pedido abiertamente la dimisión.

La polémica carta la firma la delegada de Educación y Cultura en Córdoba, Manuela Gómez, y en ella se dirige a su personal para agradecerle el trabajo y la dedicación que ha tenido durante el periodo electoral "con el resultado de la victoria para el partido socialista, que todos conocéis". Por este motivo, la delegada expresa "su agradecimiento más sincero y personal por el trabajo y la buena gestión, llevada con buen criterio, con compromiso y siempre aportando lo mejor de nosotros para ofrecer el mejor servicio público", indica el comunicado, que se refiere al periodo de campaña electoral que la delegada define como "dos semanas apasionantes".

En la misiva, Manuela Gómez indica que gracias a esa labor "hoy hemos recogido los frutos para que Andalucía siga siendo una tierra de igualdad con un futuro que construiremos entre todos día a día", en directa alusión a la victoria del PSOE en las pasadas elecciones. La carta concluye pidiendo que se haga extensivo su agradecimiento a todo el personal de la delegación por su esfuerzo, profesionalidad e implicación "en esta noble tarea".

Etiquetas
stats