Así es el Covid-19: escalada de casos en Córdoba

Imagen de un test rápido de coronavirus | ÁLEX GALLEGOS

"Estamos en la semana más dura". Son palabras de Fernando Simón, que por crudas que parezcan reflejan la situación actual de España. Porque para el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias no existe otro modo de combatir el problema que desde una posición realista. Los datos le otorgan la razón este martes y además ofrecen la perspectiva más correcta. Durante estos días el país ha de sentir el efecto de multitud de contagios acumulados y no contabilizados antes de decretarse el estado de alarma -declarado por el Gobierno el 14 de marzo-. Una circunstancia ésta de la que da fe también Córdoba, que registra esta vez su mayor repunte de pacientes desde que confirmara el primero -inicio de la incidencia el 10 de marzo-. Eso sólo una jornada después de vivir una pequeña tregua pero así es el Covid-19, un coronavirus desconocido hasta diciembre y, en cierto modo, imprevisible en su evolución.

Ya el domingo CORDÓPOLIS advirtió de la necesidad de no lanzar campanas al vuelo ante posibles guarismos positivos. La pandemia con origen en Wuhan (China) está en su momento más álgido y las bondades de las cuarentenas establecidas en Europa, el ejemplo más claro en este sentido, no deben de percibirse todavía. Es el panorama de España, por ejemplo. De ahí que resultara un tanto llamativo el mensaje del presidente de la Junta de Andalucía, Moreno Bonilla, dos días atrás. "El discurso oficial comienza a ser de esperanza. Pero la prudencia ha de ser todavía el denominador común", fue el inicio entonces del análisis diario que este periódico realiza. El motivo fue que más allá de la reducción en el incremento de afectados a nivel autonómico había números particulares que tenían que considerarse. Entre ellos estaba el de Córdoba.

Afirmó Moreno Bonilla el domingo que en Andalucía las medidas de restricción "están empezando a dar resultados" aunque en los siguientes días podrían darse "picos muy altos". "Los datos nos llevan a la esperanza de ver cierta luz al final del túnel", añadió. Nada más lejos de realidad -y esto no es una crítica al mandatario regional- pues para botón de muestra están las cifras de los dos últimos días en la comunidad y en casi la totalidad de las provincias. Sin ir más lejos, Córdoba registra este martes su dato más negativo desde el 10 de marzo, cuando se conociera su primer caso -un joven italiano de 26 años de visita en la capital-, para llegar a 243 contagios. La provincia sufre una dura escalada de nuevos afectados respecto de la jornada anterior. Son 43 en esta ocasión, tras un máximo de 37 del propio parte dominical. Esto supone un incremento diario de un 22,6%, aunque de sólo un 8,4% dentro del crecimiento andaluz.

Córdoba venía este martes de registrar una rebaja sustancial de nuevos casos diarios el lunes, cuando fueron sólo de 11. Éste fue su mejor apunte desde el 12 de marzo y sin embargo resultó engañoso. Así es el Covid-19, de nuevo. El hecho es que padece un crecimiento exponencial dentro de una subida muy señalada en Andalucía y en la inmensa mayoría de territorios vecinos. La comunidad, por ejemplo, cierra -tras partes oficiales- con su máximo histórico desde que el 26 de febrero hiciera público el primer positivo. Nada más y nada menos que 510 pacientes suma la región, cuyo peor dato fue de 279 el 20 de marzo. Es decir, el incremento en cuanto al mayor repunte es de un 82,8%. Es uno de los picos a los que, en efecto, hizo referencia Moreno Bonilla.

Así, los guarismos deben de ser los indicadores a los que ha de atenerse la sociedad. La aclaración en este punto es necesaria: insistencia en que los apuntes de estos días van a ser variables con duras subidas en no pocos casos y siempre en referencia a los contagios previos al comienzo del estado de alarma. El próximo fin de semana tiene que suponer, en teoría, el punto de inflexión de la lucha española contra el Covid-19. De vuelta a los datos, Córdoba se convierte en la sexta provincia andaluza en número de enfermos después de que Jaén viviera dos días de repunte. Importante es en plano regional la tendencia ascendente de Granada, cuya curva es la más acentuada de la comunidad: este martes contabiliza 106 nuevos afectados y alcanza los 480. Por otro lado, Málaga se convierte de nuevo en principal foco después de dos días de notable decrecimiento: agrega 145 afectados en las últimas 24 horas y llega a los 665, que son un 26,9% del total de Andalucía.

También es negativo según los últimos informes oficiales -Gobierno y Junta- en cuanto a letalidad. Córdoba registra un incremento de un 0,5% respecto del lunes, cuando era de un 2,1%. Son seis los fallecimientos con coronavirus que acumula tras contabilizar cuatro por parte de las autoridades. Al respecto es necesaria una matización: el quinto deceso cordobés se produjo la tarde del lunes pero se englobó a nivel gubernamental este martes. La tasa de mortalidad crece también en Andalucía y en cuatro provincias. Las que sellan sus peores registros en este sentido, en esta ocasión, son Almería y Jaén que duplican sus porcentajes respecto de la jornada previa: subidas de un 2,8% hasta un 5,5% y de un 2,3% hasta un 4,6%, respectivamente. De hecho, cuentan con los apuntes más negativos en la región.

Por otro lado, este martes comienza la tercera semana de conteo en Córdoba, lo que concede la oportunidad de analizar la evolución del coronavirus. El primer ciclo acabó con un incremento moderado en número de casos pero disparado a nivel global por un par de repuntes. Con 68 contagios concluyó el 16 de marzo -desde el día 10- y sin un solo fallecimiento. La segunda serie terminó de manera más negativa, lo cual también entraba dentro de lo previsto por la propagación de la enfermedad. El lunes, con el 17 de marzo como punto de partida, finalizó con 123 nuevos pacientes y cuatro decesos. La progresión va a ser peor durante las jornadas venideras, en la que es "semana más dura". Al menos en teoría. El último registro es el mencionado de 48 afectados y dos defunciones.

En cuanto a la incidencia acumulada, en la provincia es de un 23.400% desde el primer positivo: de un 6.800% la primera semana y de un 180,9% la segunda. Al inicio de la tercera el dato es de un 22,6%. Estas cifras son relativas en relación al estudio del Covid-19 en Córdoba, pues en el primer caso se va de un enfermo a 68 y en el segundo, de 68 a 191.

17 de marzo: Así ha evolucionado el Covid-19 en Córdoba en su primera semana

17 de marzo: De repente... Córdoba, la cuarta provincia andaluza en casos de Covid-19

18 de marzo: Por primera vez, Córdoba encadena dos días con diez o más nuevos casos de Covid-19

19 de marzo: Tendencia ascendente: Córdoba vive su segundo peor repunte de Covid-19

20 de marzo: Córdoba, en su primer día negro por Covid-19

21 de marzo: Menos contagios pero más letalidad en Córdoba por el Covid-19

22 de marzo: Al alza: Córdoba vive su mayor repunte de Covid-19

23 de marzo: El Covid-19 concede una pequeña tregua a Córdoba

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2020 - 20:15 h
stats