El Ayuntamiento pone 36 denuncias tras la protesta en Capitulares

FOTO: MADERO CUBERO
Las sanciones por "alteración del orden público" a los funcionarios han sido trasladadas a la Subdelegación del Gobierno

El Ayuntamiento de Córdoba ha denunciado a 36 funcionarios municipales por "alteración del orden público" en la manifestación que la pasada semana acabó irrumpiendo en la Casa Consistorial. Fuentes sindicales aseguran que estas denuncias han sido trasladadas a la Subdelegación del Gobiero pero que los sancionados "aún lo desconocen" porque no han recibido notificación alguna.

La manifestación de la pasada semana cortó el tráfico en Capitulares y luego acabó en el interior de la sede del Ayuntamiento. En la primera planta (en la que trabajan los concejales y el propio alcalde) se vivieron escenas de tensión, pero la protesta acabó disolviéndose a los pocos minutos. A la manifestación asistieron policías locales, bomberos y personal interino del Instituto Municipal de Deportes, cada uno con una reivindicación laboral distinta.

Sin embargo, fuentes del sindicato Siplb (Sindicato Independiente de Policías Locales y Bomberos) aseguran que los sancionados "sólo pueden ser policías" ya que "en ningún momento se le pidió el DNI a nadie" y "según nos consta lo que un mando hizo fue apuntar el número de placa de cada uno de los compañeros" que participó en la manifestación.

El Área de Movilidad ha convocado para mañana a las 10.00 a los sindicatos a una reunión en la Jefatura de Policía Local. Hasta entonces, los sindicatos no van a valorar las sanciones porque "además nos hemos enterado por la prensa" (ha sido publicado hoy en El Día de Córdoba). Después de la reunión, los sindicatos explicarán qué medidas tomarán y, probablemente, recurrirrán las sanciones "y nos enteraremos si además nos han abierto una información reservada o expedientes", explican las fuentes.

Uno de los policías que participó en la protesta asegura que una media así "lo único que hace es encender aún más la llama social". Los bomberos y los policías tienen convocadas para los próximos días nuevas protestas. Los funcionarios denuncian, entre otras medidas, la pérdida de parte de su salario en el caso de que causen baja por enfermedad. En el último Pleno también interrumpieron la sesión con toses simulando enfermedad. Finalmente, fueron desalojados.

Etiquetas
Publicado el
26 de septiembre de 2012 - 14:00 h