El Ayuntamiento destina 746.154 euros a mejorar equipamiento de los bomberos

Imagen de archivo de bomberos en un simulacro.

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Córdoba ha destinado este año un total de 746.154 euros a la adquisición de vehículos y equipamiento que mejoran el servicio y la capacidad de respuesta ante situaciones emergencia, según ha destacado este jueves el teniente de alcalde de Presidencia y Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente (PSOE).

En una nota, Aumente ha subrayado que dicho "esfuerzo inversor" responde al objetivo de "impulsar una ciudad más segura", a lo que contribuye "la mejora y renovación de las herramientas de trabajo de la plantilla de bomberos".

En concreto, esta inversión --en material que forma parte del inventario del SEIS-- se ha realizado en la adquisición de un vehículo autoescalera automática con alcance de 27 metros, por valor de 626.054 euros; dos cámaras de visión térmica, cuyo coste ha ascendido en total a 22.128,41 euros; dos remolques para equipos de bombeo, que han supuesto 62.416,19 euros, y de dos vehículos tipo pick up, por valor de 35.555,85 euros.

Sobre la incorporación de cámaras de visión térmica, se puede destacar que éstas constituyen un medio tecnológico crucial en las labores de rescate y extinción de incendios, dado que permiten obtener imágenes claras de escenas y objetos a más de mil grados, de manera que resultan esenciales para la localización de personas y para anticiparse a situaciones de peligro como derrumbamientos o explosiones.

Cabe recordar que los servicios operativos que realizan los bomberos de la capital anualmente se encuentran en unos 2.100 o 2.200, de los cuales en torno a un 48% son incendios.

Junto a ello, en esta época estival con mayor riesgo de incendios, el Ayuntamiento, en el marco de las medidas decretadas por la Junta de Andalucía y el Plan Infoca 2017, ha puesto en marcha el Plan de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales, al que se destinan ocho patrullas de la Policía Local y una de Protección Civil, que, en dos turnos, vigilarán especialmente zonas como las de Trassierra, Turruñuelos, La Campiñuela, Alcolea, las Ermitas, Arruzafa-Patriarca, El Naranjo, parcelaciones y las barriadas.

Dicho Plan, como explicó en su día Emilio Aumente, "difunde y contribuye a dar cumplimiento" al bando de la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), sobre 'Medidas para la prevención de Incendios'.

En su redacción se recuerda, con carácter general, la normativa autonómica que de acuerdo con la cual "queda totalmente prohibido el uso del fuego desde el 1 de junio al 15 de octubre en terrenos forestales y de influencia forestal, y en particular para las siguientes actividades: quema de vegetación natural; quema de residuos agrícolas y forestales; encender fuego para la preparación de alimentos o cualquier otra finalidad, incluidas las áreas de descanso de la red de carreteras y las zonas recreativas y de acampada, aún estando habilitadas para ello.

Etiquetas
Publicado el
11 de agosto de 2017 - 06:51 h
stats