Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Thomas Sabo

Magic Stars de Thomas Sabo

0

Mujeres y hombres de las culturas más antiguas encontraban belleza y poder en las joyas. Hoy nos ocurre lo mismo. Nos encantan y nos hacen sentir bien. ¿Quién no tiene un colgante inseparable, una pulsera talismán, unos pendientes favoritos?

Las creaciones de Thomas Sabo conectan con este espíritu y por esta razón me resultan especialmente atrayentes. Nada es por casualidad. Existe una trayectoria de trabajo, genio emprendedor y providencial fichaje de Susanne Kölbli, directora creativa de la firma, que convierte a Thomas Sabo, fundada en 1984, en una magnética referencia para clientes de todo el mundo.

Thomas Sabo, el alemán visionario que recorría las ferias de joyería con sus piezas de plata es el reconocido artífice de la casa que lleva su nombre. Líneas como su pionera Charm Club; sus colecciones de temporada; la símbólica Rebel at Heart para hombre; su joyería fina en plata de ley y oro de rosa de 18 quilates, la más nueva Magic Stars, se merecen una visita a su tienda on-line y boutiques en busca de inspiración para regalar.

La mejor estrella es querer y que te quieran. Si además nos marcamos un detalle, y no es preciso que sea comprado. ¡Felices fiestas! Prudencia y ánimo frente a la Covid. Y ¡Todo lo mejor para 2022!

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación

Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Etiquetas
stats