Las sopas del verano

.

Hemos dejado atrás las sopas humeantes, los consomés reconfortantes, esos a los que acudimos cuando llegamos a casa con el cuerpo "cortao" o que constituyen el primer plato de muchas comidas y cenas, ya que lo calentito entra muy bien y además sienta mejor. Pues bien, si pensamos en sopas en este preciso instante fijo que entramos en combustión y del cuerpo "cortao" pasamos al cuerpo "asfixiao" que nos pide otras cositas.

Es en este momento cuando le abrimos la puerta a los gazpachos, salmorejos, cremas frías y todo tipo de ensaladas. Hoy nos vamos a centrar en variedades de gazpachos o sopas frías, porque hay vida más allá del gazpacho tradicional, y aunque es una maravillosa opción, estoy segura que probar otras recetas hará que incluyamos mayor número de verduras crudas en nuestra alimentación y experimentemos con platos nuevos.

No hace falta decir que el gazpacho de tomate puede ser enriquecido con zanahoria, pimiento rojo, cebolla, pimiento verde, pepino, etc. No es necesario añadirle pan y con verdura cortada en cuadraditos podemos tener un primer plato muy nutritivo y sabroso.

En este post daré varias ideas siempre modificables a gusto del consumidor y del paladar, y que sólo requieren de un buen vaso americano (el que tiene las cuchillas en el fondo) o una batidora potente.

Comenzamos por los gazpachos de frutas, y como ejemplo voy a dar la receta del gazpacho de melocotón. Los ingredientes serían 400 g de tomates maduros, 600 g de melocotón (ya pelado y sin el hueso), ½ pimiento verde, 1 pepino pequeño, 150 ml de aceite de oliva virgen extra variedad arbequina, 50 g de vinagre (a mí me gusta el de manzana pero podéis usar el que tengáis a mano), agua y sal. Todo esto se tritura, se mete en el frigorífico y listo. Lo podemos hacer exactamente igual pero con fresas, cerezas o sandía. Otro ejemplo sería el gazpacho de melón, cuyos ingredientes son melón, pepino, un diente de ajo, ½ cebolla, medio pimiento verde italiano, sal, vinagre de manzana y AOVE arbequina.

Continuando por los de verduras, en primer lugar recomiendo el gazpacho de remolacha, que para no complicarnos la vida os diré que con añadir un paquete de esos de remolacha cocida y envasada al vacío a nuestro gazpacho tradicional tenemos la receta finiquitada.

En segundo lugar el gazpacho de calabacín cuyos ingredientes son: 4 calabacines, ½ pimiento verde, ½ cebolla, ½ pepino, 1 diente de ajo, 2 hojas de albahaca, vinagre y AOVE. Lo trituramos todo y de guarnición podemos poner huevo duro y tomatitos cherry.

Y en tercer lugar un gazpacho verde, y sí, es un gazpacho aunque tenga pinta de ser un súper batido detox con propiedades milagrosas (recordad, ni detoxifican nada ni son milagrosos, no hay ninguna evidencia científica que le otorgue estas propiedades). Ingredientes: 200 de espinacas crudas, 2 pimientos verdes, 2 pepinos pelados, 1 diente de ajo, 100 ml de AOVE y 50 de vinagre de manzana, una cucharadita de café de sal marina sin refinar. Trituramos todo y ¡voilà!

Y como colofón, una receta un poco más sofisticada que tiene muy buena pinta a la par que exótica: ajoblanco de coco. Ingredientes: 1 lata de leche de coco, 100 g de almendras blancas crudas, 1 diente de ajo, 100 ml de AOVE y 50 de vinagre, sal y agua a gusto del consumidor, ya que nosotros decidiremos la textura que queremos darle.

Pues eso es todo por hoy. Espero que haya sido útil y que experimenten con las frutas y verduras de temporada.

"Vida con fruta y verdura… aleja la sepultura". Refranero español.

Etiquetas
Publicado el
26 de abril de 2018 - 20:56 h
stats