Instagram, el sitio donde todos somos fotógrafos

Existe un sitio en Internet donde todos sacamos a relucir ése pequeño gran fotógrafo que llevamos dentro, o eso nos creemos.

Lo que comenzó siendo una aplicación exclusiva para fanboys de Apple, con el tiempo llegó también a los androides y se convirtió en una de las redes sociales favoritas de muchos. Estoy hablando de Instagram, la red social de las tres F.

Las dos primeras F se corresponden con la naturaleza en sí de la red social: Fotos Filtros. A todos nos gusta hacer fotos y compartirlas con los demás, ya lo hacíamos en Facebook y Twitter, pero con Instagram vamos un paso más allá: podemos añadir filtros (y otros retoques artísticos: marcos, desenfoques, niveles de saturación) que hacen que hasta la foto más mediocre parezca cuando menos interesante. Leía una vez un tuit que decía algo parecido a "Si la vida fuera tan bonita como la sacáis en Instagram otro gallo nos cantaría".

Para mí la diferencia fundamental entre cualquier aplicación de retoque fotográfico e Instagram es que estos últimos supieron dar el carácter social que ha hecho triunfar a la red como una de las que más ha crecido en 2012. Y es ahí donde aparece la tercera F, que hace referencia a Facebook, su reciente adquisidora y que hace unas semanas ha revolucionado a gran parte de la comunidad igers igers(abreviatura instagramers, seguidores fanáticos de Instagram).

Si hay algo a lo que el gigante del señor Zuckerberg le vea posibilidades no suele descansar hasta conseguirlo, y algo debió ver en Instagram porque no descansó hasta que el 6 de septiembre del pasado año se hizo pública la compra de Instagram por parte de Facebook. Pero como todos sabemos Facebook no es una hermanita de la caridad, está ahí para hacer dinero, y su adquisición de Instagram estaba claro que tendría un mínimo objetivo de beneficio económico.

Hace escasas semanas se montó un pequeño gran revuelo por un cambio en las políticas de uso y privacidad, que muchos a mi parecer  malentendieron y que debido a la repercusión (tan negativa) que tuvo, quedó en un intento y se volvió a las antiguas. Desde mi punto de vista no llegué a comprender del todo a qué vino tanta polémica, básicamente el cambio que anunciaban (si no entendí mal) venía a decir que se podría incluir publicidad, lógico si pensamos que esto no deja de ser un negocio, aunque saltó la alarma cuando los usuarios comenzaron a protestar y huir en desbandada por una supuesta cesión de los derechos de sus fotografías a Instagram de forma que se podría obtener beneficio económico a partir de las mismas, y al final todo quedó en agua de borrajas.

Leía en Twitter (nota mental: tengo que empezar a quedarme con estos tuits que luego no sé a quién atribuir) en esos días varios tuits que ironizaban con que la gente se estaba leyendo con más detenimiento las condiciones de Instagram que las de su propia hipoteca. Y es que si te unes a una plataforma/servicio gratuito (como también lo es Facebook) está claro que no te queda otra que aceptar sí o sí las condiciones que te impongan. Si quieres poder exigir derechos utiliza plataformas de pago, que las hay, y verás como las condiciones no se cambian (o no deberían) tan a la ligera y de forma unilateral.

En cuanto a las temáticas más populares en Instagram, tantas como se os ocurran, aunque si preguntáis muchos os dirán que las estrellas son los pies, la comida y los gatitos. En mi opinión las temáticas son bastante estacionales, en verano te hartarás de ver playas y puestas de sol y estos últimos días las iluminaciones navideñas eran las protagonistas.

Particularmente me gusta hacer fotos de lugares, cosas curiosas que me encuentro allá donde voy, detalles de una esquina en los que nunca me había fijado, momentos destacados, objetos que llaman mi atención... Y me confieso también fotógrafa compulsiva de comida, qué le voy a hacer! No soy partidaria de las fotos personales (familia, amigos, etc.), porque para eso tengo Facebook, pero como en todo, para gustos los colores, y en redes sociales cada cual le da el uso que quiere.

Y poco más voy a contaros, que ya me he enrollado bastante. Un último detalle, hace unos meses sacaron los perfiles web, y aquí os dejo el mío por si queréis daros una vuelta y el de los chicos de Cordópolis

que re-publican preciosas fotos de sus seguidores con mayoritaria temática cordopolita.

Etiquetas
Publicado el
4 de enero de 2013 - 03:30 h
stats