Tiempo muerto

Este fin de semana se han disputado dos partidos de la temporada regular de la NBA en el Arena Ciudad de México en la capital del país azteca, con presencia de más de 20 mil aficionados a este deporte en este lado de la frontera. Los San Antonio Spurs de Pau Gasol cayeron sorprendentemente ante los Phoenix Suns, que también el jueves enfrentaron en este mismo pabellón mexicano a los Dallas Maverick con derrota. La iniciativa es convertir la liga regular de baloncesto de Estados Unidos en un deporte más seguido en el país vecin

o, en México, que arrastra a cientos de miles de aficionados por su proximidad y familiaridad a ciudades como San Antonio o Phoenix. La NBA quiere abrir más este deporte a un mercado potencial como el mexicano que además supone una fuente de ingresos turísticos en estas ciudades casi fronterizas. Curioso... ¿no? En el momento precisamente que más fronteras inexpugnables se van a crear entre México y Estados Unidos.

Pero así es el deporte, superación, ejemplaridad.... Y me parece una gran iniciativa acercar distancias a través del baloncesto y la pasión por la canasta que se ha hecho de repercusión global desde hace bastantes años y la época dorada del Dream Team. Actualmente no hay nada más que mirar las plantillas de los equip

os más famosos y conocidos de la NBA... ¿Cuántos son extranjeros? Ha subido considerablemente el porcentaje de jugadores de todo el mundo, hasta el 25%, muchos de ellos españoles que han desembarcado en las canchas norteamericanas... Un mercado antes exclusivo de los novatos de universidades estadounidenses. Otro ejemplo de globalidad a la que el deporte se ha adaptado con naturalidad y que por mucho que se empeñe algún dirigente será difícil poner coto. Más bien le meterán un mate hasta el fondo si trata de, en su cruzada contra el mundo hispano, hacer su propia "limpia" y afectar a los deportes, por ejemplo.

¿O esos extranjeros sí le valen a Trump? ¿O esos extranjeros sí le valen a Trump?Los que ganan millones de dólares y pagan sus impuestos. Pero claro, sí tendrá que pensar que esos mismos salarios de estrellas del basket se mantienen con el público fiel, con la afición que compra camisetas de sus ídolos y por eso mismo, porque como buen empresario debe saber que el negocio debe recorrer fronteras, estos días la Ciudad de México ha vivido la pasión por la NBA en su piel. Sonrisas, palmas, fervor en el Arena México lleno hasta la bandera... pero... ¿cuántos de estos aficionados tendrán dentro de una semana Visa para visitar los estadios de estos equipos en Estados Unidos? No sé... mejor pido tiempo muerto...

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2017 - 07:02 h
stats