Jueves Santo soleado

Traspasamos la madrugada que separa el Miércoles del Jueves Santo con la Luna llena de Nissan brillando alto sobre el cielo cordobés. La primera noche despejada de la Semana Santa 2016 que tuvo en las primeras horas de la tarde del Miércoles Santo momentos de incertidumbre por las gotas que a las 3 de la tarde regaban la ciudad. No obstante, el pronóstico no falló y la tarde mejoró notablemente hasta dejar cielos rasos sobre la capital y buena parte del territorio andaluz.

Como ya avanzase ayer, la dorsal anticiclónica quiere tomar dominio de la Península Ibérica en lo que queda de semana, disminuyendo la posibilidad de que aparezca nube alguna sobre nuestra vertical hasta la madrugada del próximo domingo. Así pues, si la nota dominante hasta la fecha ha sido la incertidumbre tan propia de las situaciones dibujadas por las bajas que descienden hasta nosotros de marzo a mayo, lo que ahora toca es certidumbre de días lisos y anodinos con el Sol como único protagonista del discurrir meteorológico.

La tónica es clara y el mensaje rotundo, cielos despejados y temperaturas al alza, con la presencia aún de algún banco de niebla matutina, que serán el mejor síntoma para cofrades y paseantes en general. Dos días por delante de clara mejoría, de los que invitan al sereno caminar y el disfrute de la calle para quien éstos días no trabaje.

Se acabó el sudor y el continuo interrogatorio meteorológico para los que miramos al cielo, con la certeza de que el seguimiento en tiempo real de las tardes cofrades llegaron a su fin hasta el año que viene. Llega el Jueves Santo y la Madrugá, días grandes de la Semana Santa y que también lo serán en lo meteorológico, mañana más.

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2016 - 20:21 h
stats