Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Manuel Mart

0

Justo en la llegada a la línea de meta de la maratón que han sido mis cuarenta vueltas al sol, amanezco esta mañana con la tristísima noticia de la que llevaba ya demasiado tiempo intentando escapar. La persona, el artista, el amigo del alma- Manuel, MART, Manu- ya descansa en paz, dicen nuestros amigos.

Qué paradoja de la vida, la persona más incansable que he conocido en mi vida -sobre las tablas y bajo ellas- ya descansa. Hasta su último día, este ser humano sobrenatural, no sólo estuvo luchando contra la enfermedad, estuvo currando, haciendo lo que más le gustaba, música, y qué música. Alguien que para muchos de nosotros ha sido el compositor y director de una gran parte de la banda sonora de nuestras vidas, se marcha dejando un legado musical y humano como pocos.

Hoy el mundo de la música, la buena, nos deja huérfanos, una vez más. Nos deja otro de los grandes, dicen algunos. Pero este grande, particularmente, tiene por grandeza su particular ARTE. La de un cantante, autor, compositor y productor, de un talento y calidad humana inigualable, que supo llevar siempre con humildad y sin complejos, con mucha personalidad y a contracorriente de las modas impuestas por la industria del momento, su propio ARTE por bandera.

Alguien que para muchos de nosotros ha sido el compositor y director de una gran parte de la banda sonora de nuestras vidas, se marcha dejando un legado musical y humano como pocos

Alma y corazón de todos los proyectos musicales en los que ha participado, ha sido un artista que pudo presumir de casi total ‘libertad e independencia’ en la música, cosa que muy pocos pueden hacer y decir hoy en día. Un carácter único y natural, con la única pretensión de amar la música y hacer ARTE, sin ser del todo consciente, a veces, de que lo que hacía lo era.

En momentos como este, de un vacío y tristeza indescriptible, quiero confesar algo muy personal. Se ha ido una parte muy importante de mi vida, y seguramente, de tantos otros como yo. La persona se ha llevado al artista y el artista a su persona, y con ellos una parte de nosotros se ha marchado también. Ya no recuerdo si fue la persona, el artista o su arte lo que me cautivó. Lo que sí sé, y recordaré siempre, es que esta persona me hizo amar y creer, como nadie, en él y en su ARTE.

Sobre este blog

¿Tienes algo que decir y lo quieres escribir? Pues éste es tu sitio en Blogópolis. Escribe un pequeño post de entre cuatro y seis párrafos a cordopolis@cordopolis.es y nuestro equipo lo seleccionará y lo publicará. No olvides adjuntar tu fotocopia del DNI y tu foto carnet para confirmar tu identidad. Blogópolis es contigo.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2021 - 05:00 h
stats