Un sexteto de científicos en grafiti

.
La Universidad de Córdoba convierte en pintadas callejeras a media docena de investigadores que dejaron huella en la cienciaLa divulgación de la ciencia se puede hacer de muchas maneras. A través del periodismo, la literatura, el cine o, por qué no, los grafitis callejeros. Eso es lo que ha hecho la Universidad de Córdoba (UCO) dentro de su iniciativa Ciencia clandestina. Una forma de explicar quiénes fueron seis figuras claves en la historia de la investigación y el conocimiento a través de pinturas en muros y paredes de la ciudad.“La idea surgió el año pasado en una reunión en la que decidimos que había que juntar la ciencia con el arte y como nuestra misión es acercar la ciencia a la ciudadanía, decidimos hacerlo de la forma más cercana y callejera: los grafitis”, explica David Sánchez, técnico de Información y Comunicación del CEiA3, el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario, liderado por la UCO. “El nombre de Ciencia clandestina procede del propio rollo clandestino que tienen los grafitis en la calle. Además, los seis científicos que representamos no es que hayan estado en la clandestinidad pero sí a la sombra de otros científicos”, termina Sánchez.El encargado de hacer las pintadas divulgativas ha sido Coché, uno de los grafiteros jóvenes más conocidos de Córdoba. “Me plantearon el proyecto porque este tema, el de pintar en la calle, ya era algo que había hecho antes. Pero nunca se me hubiera pasado por la cabeza lo de pintar a científicos, la verdad”, reconoce. A través de los grafitis, mis colegas y yo mismo, que no teníamos ni idea de esta gente, estamos aprendiendo sobre la ciencia“, acaba antes de seguir con los sprays. .Los protagonistas de su trabajo son Rosalind Franklin, química y cristalógrafa inglesa autora de importantes contribuciones a la comprensión de la estructura del ADN, los virus, el carbón y el grafito; Jocelyn Bell, astrofísica norirlandesa que descubrió la primera radioseñal de un púlsar junto a su tutor de tesis, Antony Hewish; Hipatia de Alejandría, filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto, que destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía a comienzos del siglo V; Alfred Russel Wallace, aturalista, explorador, geógrafo, antropólogo y biólogo británico, conocido por haber propuesto una teoría de evolución a través de la selección natural independiente de la de Charles Darwin lo que le motivó a éste a publicar su propia teoría; Jorge Francisco Tello Muñoz, científico español, discípulo de Santiago Ramón y Cajal desde 1902; e Ibn Firnás, precursor de la aeronáutica, fue un protohumanista, científico y químico andalusí que vivió en la época del Emirato Omeya en al-Ándalus. Su nombre sería latinizado posteriormente como Armen Firman. Un cráter de la Luna y un puente en Córdoba (España) llevan su nombre.
La Universidad de Córdoba convierte en pintadas callejeras a media docena de investigadores que dejaron huella en la ciencia

Ciencia clandestina

Ciencia clandestina

Etiquetas
stats