Unidas Podemos lleva al Parlamento una moratoria que paralice la implantación de macrogranjas en Andalucía

Un cerdo en una granja.

El grupo parlamentario Unidas Podemos por Andalucía tiene previsto defender este próximo jueves, 10 de febrero, en el Pleno de la Cámara una proposición no de ley (PNL) con la que, entre otras cuestiones, quiere que el Parlamento inste al Gobierno de la Junta a “establecer una moratoria en virtud de la cual se paralice la implantación de nuevas macrogranjas en Andalucía, así como la ampliación de las ya existentes”.

Así se recoge en la serie de reivindicaciones de esta iniciativa de la confluencia de IU y Podemos Andalucía, consultada por Europa Press, que comienza solicitando que el Parlamento exprese su “apoyo a las explotaciones de ganadería extensiva, social y familiar”, que “han sido las grandes perjudicadas en las estrategias agrícolas europeas y estatales, apostando con ello de forma clara por la agricultura tradicional y la ganadería extensiva del vacuno, ovino, caprino y porcino, respetuosa con el medio ambiente y que ha demostrado su sostenibilidad”.

Además de la citada moratoria, Unidas Podemos también quiere que el Parlamento inste al Gobierno andaluz para que, a su vez, inste al Ejecutivo central a “desarrollar un marco normativo que proteja” a los ganaderos “frente a las empresas integradoras, verificando de forma continua en las macro explotaciones que los requisitos legales se siguen cumpliendo y se mantienen las normas de calidad”, tanto para los trabajadores como “para los animales que allí se producen”.

Otra propuesta de esta iniciativa es que el Parlamento inste al Consejo de Gobierno andaluz a “adoptar un paquete de medidas para mantener la competitividad del sector lácteo, así como del resto de los sectores ganaderos, fomentando su consolidación en formatos sostenibles”.

También, que la Cámara autonómica inste al Gobierno de la Junta a “poner en marcha todas las medidas necesarias para que la recientemente aprobada Ley de Cadena Alimentaria, que garantiza precios justos a los ganaderos y ganaderas, sea una herramienta útil y eficaz que permita acabar con los abusos que padece el sector”.

Finalmente, la iniciativa de Unidas Podemos por Andalucía plantea que el Parlamento andaluz inste “al Gobierno a poner a disposición del sector agrario y ganadero ayudas directas financieras para afrontar la subida excesiva de los precios de los costes de producción”.

Defensa del “modelo sostenible” de la ganadería extensiva

En la exposición de motivos de la PNL, desde Unidas Podemos advierten del “crecimiento exponencial de la ganadería industrial intensiva a gran escala” que en Andalucía “está dificultando la viabilidad, cuando no destruyendo, las pequeñas y medianas explotaciones ganaderas, la ganadería social y familiar”.

“La situación es especialmente grave ya que, a la destrucción de empleo y tejido económico y social tradicional, le sumamos los graves problemas medioambientales que generan esta producción hiperintensiva”, continúa la iniciativa de Unidas Podemos, que sostiene que “las macrogranjas arrasan con todo, maltratan a los animales y provocan despoblación en los municipios afectados por su implantación”.

Frente al modelo del que las macrogranjas son su “baluarte más significativo”, desde Unidas Podemos reivindican el de la “ganadería extensiva, social y familiar, que es sostenible ecológicamente, conserva la biodiversidad, mejora el suelo, fija gases de efecto invernadero a través de las praderas, lo que contribuye a mitigar el cambio climático, y en la que el ganado, además, cumple con funciones de protección forestal frente a los incendios”.

“Esa ganadería crea empleo, arraiga la población al territorio y permite producir alimentos de alta calidad”, mientras que “las macrogranjas intensivas están caracterizadas por una producción masiva, rápida y lo más barata posible, lo que conlleva unos mayores costes ecológicos”, además de “peor calidad del producto y escasísima creación de empleo”, según insisten desde Unidas Podemos por Andalucía.

La confluencia de izquierdas detalla que, “según los últimos datos disponibles para 2020 en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes, en Andalucía existe un total de 231 complejos industriales dedicado a la actividad de la ganadería y acuicultura intensiva”.

“En este registro se reflejan la cuantía de las emisiones de los complejos industriales que superan una cantidad de toneladas de emisiones al día”, y “Andalucía es la quinta región en el ranking de emisiones, por detrás de Cataluña, Galicia, Castilla y León y Aragón”, según abunda la PNL, que destaca que “en la última década ha aumentado en 719.000 hectáreas la superficie considerada como Zona Vulnerable a la Contaminación por Nitratos (ZNV)”, por lo que, “actualmente, el 25,8% del territorio se encuentra afectado”.

Así las cosas, la iniciativa defiende que, “para evitar la cronificación definitiva de esta situación hay que apostar por un modelo de producción ganadera prioritariamente extensivo y ligado al territorio, que vele por el mantenimiento del medio de vida de las y los ganaderos priorizando el desarrollo rural y la fijación de población, y al mismo tiempo, desarrollar una regulación del sector ganadero que establezca, por una parte, un tamaño máximo de las explotaciones en cada sector productivo, y la revisión de la carga ganadera admisible en función de las realidades de los ecosistemas y de las previsiones de cambio climático”.

Finalmente, Unidas Podemos subraya que “el establecimiento de una moratoria para la instalación y ampliación de las macrogranjas andaluzas no es una solución nueva, sino que ya ha sido incorporada en otras comunidades autónomas como Castilla La Mancha, Aragón, Cataluña y Navarra”.

Etiquetas
stats