El PP y Ciudadanos, condenados a entenderse en Córdoba sin Vox

José María Bellido e Isabel Albás este lunes de Feria | ALEX GALLEGOS

Este lunes, el Comité Nacional de Ciudadanos ha aprobado que su socio “prioritario” para firmar acuerdos de gobierno en toda España es el PP. El mismo comité ha excluido acuerdos con Vox (también con Podemos y los independentistas). La aritmética tras las elecciones del pasado 26 de mayo es endiablada en muchas capitales de provincia. Pero si hay un lugar donde encaja perfectamente es en Córdoba capital, donde el PP y Ciudadanos pueden firmar un acuerdo de gobierno para convertir a José María Bellido en alcalde de la ciudad y sin necesidad de hablar con Vox. Aún así, el PP sí que hablará con los dos concejales que la formación de Santiago Abascal tendrá en el Pleno municipal.

Los contactos entre populares y naranjas arrancarán esta semana. Ya ha habido conversaciones informales, pero las reuniones se intensificarán en los próximos días. Aunque el actual consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha sido el hombre elegido por el presidente de la Junta y del PP andaluz, Juanma Moreno, para liderar las negociaciones en las capitales, en Córdoba tendrá poco trabajo, más allá de supervisar el pacto definitivo.

En Córdoba, la aritmética del domingo electoral le ha dejado el pacto muy fácil al PP y Ciudadanos. Eso sí, no podrán fraguar una mayoría absoluta, aunque sí relativa suficiente para convertir a Bellido en alcalde. Los nueve concejales del PP y los cinco de Ciudadanos alcanzan 14. El PSOE con IU y Podemos no pasa de 13. Los dos de Vox se quedan casi en tierra de nadie, pero será necesario su voto o su abstención en asuntos clave del gobierno municipal como la aprobación de los presupuestos o las ordenanzas fiscales.

Mientras tanto, y aún fuera de las negociaciones, se perfila dónde estarán los principales desencuentros de la negociación. Tanto el PP como Ciudadanos aspiran en esta ocasión a controlar la Gerencia Municipal de Urbanismo, considerada como el auténtico motor que hace funcionar al Ayuntamiento. Ciudadanos también reclama las competencias de Turismo y también las de Deporte. El PP asume que tendrá la Delegación de Cultura, donde se vuelve a perfilar como responsable a Juan Miguel Moreno Calderón, Presidencia y Desarrollo Económico, además de Gestión y Servicios Sociales.

De todas formas, la intención anunciada en campaña electoral por José María Bellido pasa por modificar la actual estructura municipal. Un ejemplo será la creación de una delegación propia de Patrimonio Histórico con competencias en el casco. Habrá más cambios.

Etiquetas
stats