De patios en el Alcázar Viejo (II): Duartas, 2

Casa-patio de Duartas, 2, en la ruta del Alcázar Viejo | ÁLEX GALLEGOS

Bien puede uno alcanzar tal punto entre los muros encalados del barrio desde su inicio o bien puede hacerlo por una vía distinta. Basta con cruzar Puerta Sevilla y avanzar un puñado de metros para llegar a la calle Duartas. En una de las zonas con más solera de Córdoba tiene el Festival de Patios uno de sus grandes escenarios. Es el Alcázar Viejo, que goza de su propia ruta durante un certamen que es esencia pura del Mayo Festivo de la ciudad -guía-. Dentro de la misma se halla el número 2 de la mencionada calle, una vivienda que guarda el aroma de las casas vecinales por mucho no lo sea. Y tiene ese sello porque viene de serlo antaño, momento en que ya la conocieran sus actuales propietarios. Son Isabel Luque y su marido quienes tienen en este inmueble su hogar desde 1983.

Reformado a partir de 1979, año en que lo adquirieran sus dueños, el edificio albergó a más de una y de dos familias a la vez en otros tiempos. Fue como el resto de las viviendas que dieron forma al popular barrio del Alcázar Viejo, en el que se asienta. Con todo, no tuvo la casa presencia en el Festival de Patios hasta 2010. Entonces los hijos de Isabel Luque y su marido, entre ellos Ignacio Álvarez, propietario del número 14 de San Basilio, les animaron a participar del certamen. En éste interviene dentro de la modalidad de Arquitectura Moderna, aunque la rehabilitación permitió que tuviera el aspecto de construcción antigua. Entre las peculiaridades del patio, su dueña destaca el arriate de plantas aromáticas y la preferencia por las flores tradicionales, tales como alegrías, begonias, claveles o gitanillas. Todas están dispuestas para que no pocos visitantes “las miren bien y pregunten lo que no sepan y quieran saber”, que es lo que recomienda Luque.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. Para nosotros (por su marido también), el patio es una habitación más de la casa. Hemos nacido y nos hemos criado en una casa-patio. Estamos mucho tiempo en el patio y tenemos otra clase de vida. Es como si estuvieras en el campo pero en la ciudad. Luego está la convivencia. Si llegan amigos o la familia, si se tiene que hacer algo, se hace en el patio.

P. ¿Por qué decide participar en el Festival?

R. Porque mi madre tenía también una casa-patio muy grande, murió y tenía muchísimas flores. Nos las trajimos todas. Al tener tantas, mis hijos nos animaron a participar y decidimos hacerlo.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. Muy bonito, me parece muy bien. Lo he conocido de toda la vida. Se ha masificado más ahora, pero sigue siendo muy bonito.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. Se debe ayudar un poco más a los propietarios, porque tienen muchísimo trabajo y si lo quieres tener bonito, tiene que ser durante todo el año. Hay muchas personas mayores a las que les cuesta mantenerlo y se les debe ayudar más con el regado, con el pintado…

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. Creo que va a seguir con un futuro bueno porque hay gente joven que se está involucrando con los patios. Yo estoy viendo a gente joven con ganas, que les gusta y que siguen con el patio.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Lo primero, es que miren bien todas las plantas y que pregunten lo que no sepan y quieran saber. Que no hagan sólo fotos para salir divinos, que se interesen por las flores, por cómo se cuidan, por la forma de vida.

Etiquetas
stats