Zulategui insiste contra León

Zulategui y León, en una junta de accionistas del Córdoba | TONI BLANCO

Joaquín Zulategui, cuya denuncia en un juzgado de Sevilla desencadenó la Operación Trapicheos, por la que la Guardia Civil detuvo al presidente del Córdoba, Jesús León, ha depositado la cantidad de 3.000 euros como fianza en el Juzgado de Instrucción número 5 para continuar lo que definió como su “batalla por la verdad” en la causa que se sigue contra el empresario montoreño por la presunta comisión de delitos de administración desleal, corrupción entre particulares, apropiación indebida y blanqueo de capitales.

La operación policial se realizó a raíz de la denuncia que Zulategui presentó contra León por presuntos delitos de “administración desleal” y “apropiación indebida” de fondos del Córdoba por unos 1’6 millones de euros.

El navarro, que fue secretario del consejo de administración cordobesista en la etapa de Luis Oliver y es socio de este en Bitton Sport, depositó la cantidad requerida para personarse como “acción popular”, siendo representado por la procuradora María del Sol Capdevila Gómez.

Francisco Acosta, el abogado que estaba personado en las diligencias en defensa jurídica de Joaquín Zulategui como acusación particular, hizo público en su día un comunicado en el que aclaraba que el juzgado había considerado que, tras la investigación oportuna, “el señor Zulategui no es parte directa perjudicada y, por lo tanto, la personación en su nombre tiene que revestir otra fórmula jurídica distinta a la de acusación particular, que se denomina acción popular”.

Etiquetas
stats