¿Veis cómo no era tan difícil marcar tres goles?

Florin celebra uno de sus goles al Numancia. | MADERO CUBERO
El Córdoba rompió ante el Numancia una racha de 61 partidos oficiales sin hacer tres tantos | Arturo participó con una diana en el último precedente, hace más de año y medio

No mucho tiempo atrás, cuando era una tarea pendiente, José Luis Oltra advirtió de que su equipo tenía capacidad y calidad suficientes como para establecer positivos registros goleadores. De esos días a la actualidad sólo transcurrieron unas semanas, las mismas en las que terminaron las dudas acerca del potencial ofensivo del Córdoba a base de, como no puede ser de otra forma, gol y más gol. El conjunto blanquiverde necesitó ocho jornadas para anotar dos dianas en un mismo encuentro, de ahí que surgiera el primer debate al respecto. En Lugo, con esos dos tantos, rompió una racha que se prolongaba demasiado en el tiempo: llevaba sin hacerlo 29 partidos. Pero el cuadro califal se encuentra en un buen momento de forma y las estadísticas mejoran al ritmo que continúa su progresión en el campeonato de Liga. Si demasiado tiempo había pasado desde la última vez que el equipo vio puerta por dos ocasiones en un solo choque, mucho más transcurrió, como es lógico, desde que perforara las mallas de una meta rival por tres veces.

Ocurrió el 13 de abril de 2014. Era Domingo de Ramos y aquella tarde el Córdoba iba a lograr algo que tampoco repetiría en un largo período. Remontó ante el Alcorcón un gol inicial de Iribas para acabar ganando por 3-1. De esta forma, el conjunto califal tardó más de un año y medio en volver a hacer tres tantos en un mismo partido. O lo que es lo mismo en número de choques oficiales, necesitó disputar 61 -el del Numancia fue el número 62- para batir al guardameta rival en tres ocasiones. Resulta curioso pero lo hizo de modo similar, en cuanto al desarrollo del encuentro, al citado enfrentamiento con la escuadra alfarera: empezó por debajo en el tanteador. Un problema éste que por segunda semana consecutiva demostró el cuadro blanquiverde que no es lo suficientemente grande como para ser resuelto. Es a base de perforar las redes de la portería contraria cómo toman protagonismo los futbolistas y si alguien lo consiguió este domingo ante el Numancia fue Florin Andone.

El rumano se convirtió en uno de los jugadores más destacados, si no el más, del encuentro ante el conjunto soriano y, por supuesto, del equipo que dirige José Luis Oltra. Después de perderse el anterior choque en Lugo por acudir a la llamada de la selección de su país, y de haber marcado tan sólo un gol en lo que va de curso, volvió con más fuerza que nunca para hacer dos tantos ante el Numancia; dos tantos que, por cierto, fueron de delantero centro nato. Florin Andone disfrutó sobre el campo de la ruptura del Córdoba con un largo espacio de tiempo en el que no conseguía anotar tres dianas en solo encuentro. De la última vez que sucediera, por cierto, apenas tres futbolistas continúan en la disciplina califal, si bien ninguno tiene un papel importante hasta el momento en el equipo. Se trata de López Silva, Carlos Caballero y Arturo, quien precisamente aquel 13 de abril de 2014 logró ver portería.

Etiquetas
stats