Treintañeros al poder en el Córdoba para la ofensiva final por el ascenso

Alineación titular del Córdoba en Huesca | LOF
Oltra alineó en Huesca un once titular con 29'5 años de media | El técnico recurrió a sus piezas más expertas en un partido clave para mantener vivas las opciones

El once del Córdoba en el El Alcoraz resultó de lo más llamativo. Para un partido crucial, y después de una semana de lo más movido, José Luis Oltra decidió que lo mejor que podía hacer era recurrir a su arsenal de veteranos para sacar adelante una cita trascendental. La jugada le salió perfecta: el equipo consiguió los tres puntos, mantuvo la portería a cero por primera vez en toda la segunda vuelta y se mantiene a una distancia accesible del play off (un punto) e incluso del ascenso directo (a seis). El 0-2 en Huesca lo logró el Córdoba empleando al grupo de jugadores con más galones en la plantilla. Los jóvenes Abel Moreno y Jonathan Bijimine pasaron de la titularidad a la salida de la convocatoria. El caso del joven sevillano, que llevaba mes y medio siendo fijo de salida, resulta significativo. Todo apunta a que, salvo hecatombe, se puede mantener un bloque que es básicamente el mismo que la memoria del cordobesismo identifica con la mejor fase de la temporada. La de la puerta a cero y la pegada mortal. Y la de la dosis de suerte que ahora lleva tiempo dándole la espalda al grupo. Eso no se puede entrenar. En todo caso, se puede merecer.

El Córdoba ocupa el sexto puesto en ranking de equipos con un mayor promedio de edad en Segunda, donde el rey de la veteranía es el Lugo (29'6). Con 27'8 de media, los blanquiverdes rozaron el récord absoluto de experiencia con el once que Oltra sacó en Huesca: 29'5 de media, con cinco futbolistas treintañeros. En la banda derecha, Stankevicius y Pedro Ríos figuran entre los abuelos de la división: ambos tienen 34 años. En el flanco izquierdo de la retaguardia regresó, tras seis semanas de ausencia, el sevillano Domingo Cisma. Con 34 años, el ex del Elche cumplió con sobriedad y orden táctico su cometido. En el mediocentro, Luso y Caballero -ambos de 31 años- impusieron su rango. Completaron Razak (28), Deivid (27), Rodas (28), Fidel (26), Xisco (29) y Florin Andone, el más joven, con 23 años.

La revolución de los treintañeros ha llegado y parece que será para quedarse. Después de 34 jornadas, los dos jugadores más veteranos del plantel se sitúan entre los más utilizados. Pedro Ríos ha actuado en 31 encuentros y Stankevicius lo ha hecho en 29. Esa vuelta a la experiencia no está sólo en el DNI de los futbolistas, sino en su expediente profesional. Del once cordobesista que actuó en Huesca, solo el meta Razak no ha militado en Primera División. De momento, esa apuesta por los elementos más contrastados de su plantilla le reportó resultado a Oltra. El domingo llegará un examen de alto nivel. Comparecerá en El Arcángel el Tenerife, que lleva nueve semanas sin perder y va como un tiro aspirando a meterse en las eliminatorias por el ascenso a Primera frente a un Córdoba que lleva sobre sí el peso de seis derrotas consecutivas en su hogar. Habrá presión. Y les tocará aguantarla a los veteranos.

Etiquetas
stats