Desde los tiempos de Paco Jémez no se veía nada así

El Córdoba encadena tres jornadas sin encajar gol, algo que no sucedía desde diciembre de 2011 | Con el actual técnico del Rayo la racha de imbatibilidad blanquiverde llegó a cuatro en Liga

Dirán los ultras pragmáticos que todo se decidirá en junio, que los cambalaches estadísticos no sirven para otra cosa que para rellenar tertulias y que el pasado –en fútbol– no condiciona el futuro. Pues vale. Pero a falta de Copa, las rachas molan. Sobre todo si cambian el signo de las habituales en los últimos tiempos –no insistiremos en los cochambrosos récords de la campaña pasada– y provocan una sonrisa de satisfacción. El Córdoba lleva tres partidos encadenados en la Liga sin encajar ningún gol. El personal se frota las manos y piensa en positivo con una buena razón como base.

La situación no es paradisíaca, pero sí alentadora y sin duda rentable: el equipo de Oltra ha arrancado siete puntos en esa serie. Dos victorias –Zaragoza y Ponferradina– y un empate, el del pasado sábado, en El Sadar ante el líder Osasuna. Si el próximo sábado, ante el Bilbao Athletic, no recibe ningún tanto en El Arcángel, el Córdoba igualará un periodo de imbatibilidad récord desde diciembre de 2011, cuando mandaba en plaza un tal Paco Jémez.

En la temporada 11-12, la primera de gestión al frente del club de Carlos González, el Córdoba disfrutó en el mes de diciembre de un periodo fantástico. La serie comenzó con una apabullante victoria frente al Alcoyano por 3-0 (Borja, Charles y Hervás) y siguió con un 0-0 ante el Nástic, otro 0-0 contra el Recreativo y un 1-0 (Borja) ante el Girona. Fueron las jornadas 16, 17, 18 y 19 del campeonato. Entre ellas se intercalaron momentos increíbles en la Copa del Rey, eliminando al Betis (1-0 en El Arcángel y 2-1 en el Villamarín) y asustando al Espanyol (victoria por 2-1 en casa y derrota por 4-2 en Montjuic).

Aquel equipo de Paco Jémez disparó las expectativas con un magnífico arranque, en el que engarzó cinco victorias consecutivas y nueve jornadas sin perder. Una línea que quebró el Deportivo, que a la postre fue campeón de Segunda y ascendió a Primera batiendo todos los récords de puntuación hasta entonces. Entrenaba al conjunto gallego José Luis Oltra, actual responsable de un Córdoba que se va cociendo a fuego lento y empieza a oler bien.

Etiquetas
stats