Al tajo con un ojo en la enfermería

Curro Torres con Piovaccari en el primer entrenamiento de la semana | MADERO CUBERO

Está en tensión. El Córdoba gana ímpetu tras vencer al Tenerife. Lo hace de tal forma que es sencillo comprobarlo en un entrenamiento sin la plantilla al completo. El cuadro califal regresó este lunes al trabajo con parte de su vestuario en el gimnasio y la otra en la Ciudad Deportiva, puesto que los titulares se ejercitaron en el estadio. Así, los de Curro Torres arrancaron su preparación para el choque con el Granada de manera un tanto descafeinada. Aunque quienes saltaron al césped mostraron una gran intensidad en todo momento, tanto que hubo más de un golpe. Como el que se llevó Javi Lara, que terminó la sesión con hielo aplicado en su pierna derecha. El técnico espera que dicho incidente quede en un susto al tiempo que pone un ojo en la enfermería.

A las instalaciones del Camino de Carbonell acudieron aquellos futbolistas que en el último encuentro participaron como suplentes y los que no tuvieron minutos. También estuvo presente Federico Piovaccari, quien trabajó fuera del grupo para seguir con el proceso de recuperación de su lesión. El italiano avanza en este sentido, pero resulta complicado que pueda estar para recibir al Granada el próximo viernes (21:00). No es el delantero el único en que fija su atención el cuerpo técnico del Córdoba más allá del campo. Bajo el foco está también Chus Herrero, que no pudo completar el partido en el Heliodoro Rodríguez López debido a una lesión.

El central se retiró antes de tiempo en el duelo con el Tenerife y sus gestos de dolor hicieron que se encendiera la alarma. El zaguero se ejercitó este lunes en el gimnasio. El club desveló por la tarde que sufre un esguince leve en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda. Está pendiente de los resultados del estudio que se le ha realizado este lunes. Son las preocupaciones que tiene el cuerpo técnico blanquiverde de cara a la siguiente cita liguera. Para la misma no debería tener problemas, si el entrenador quisiera contar con él, Javi Lara. El centrocampista se llevó un golpe en el tramo final de la práctica en la Ciudad Deportiva y le tuvo que ser aplicado hielo en su pierna derecha. En principio este hecho no ha de suponer mayor quebradero de cabeza.

Sobre el primer entrenamiento de la semana, éste transcurrió con buen ambiente y una gran dosis de tensión. Los futbolistas demostraron estar enchufados, tanto que la incidencia con Javi Lara también la vivió, por ejemplo, Álex Quintanilla. El vasco se repuso de su golpe y pudo continuar. Las molestias en su pie derecho, por cierto, las tenía desde antes de arrancar la sesión. Los integrantes del plantel que estuvieron en la Ciudad Deportiva trabajaron en materia de presión y después disputaron una tanda de partidillos a un cuarto de campo.

Etiquetas
stats