“Que sepan que pueden contar conmigo”

Celebración del segundo gol en el Tenerife - Córdoba (0-2) en el Heliodoro Rodríguez | LOF

Fue a Tenerife sin su portero titular y sin su máximo goleador. Las ausencias de Carlos Abad y Federico Piovaccari daban un tono sombrío a los planes de un Córdoba que, además, lucía a su pesar la vergonzante etiqueta de ser el peor equipo de Segunda en lo que va de año. Pero, fiel a su tradición, encontró la luz en medio de las tinieblas. En el Heliodoro Rodríguez agarró su primer triunfo de la temporada lejos de casa con un formidable rendimiento colectivo y un par de protagonistas especiales. Precisamente aquellos que debían dar un paso adelante para solapar las carencias. Y vaya si lo dieron. Marcos Lavín se reivindicó dejando la portería a cero y Miguel De las Cuevas anotó un tanto que le convierte, junto a Pio, en el máximo goleador de un Córdoba que recobra sus esperanzas de salvación.

“El equipo defensivamente ha estado increíble, todos unidos”, explicó Marcos Lavín en la zona mixta. Su actuación fue determinante como parte de una retaguardia renovada y eficiente. “Es un mérito de todos los compañeros”, argumentó sobre el resultado. “Estuvieron contundentes, impecables”, enfatizó el guardameta madrileño, que se postuló como un elemento a tener en cuenta. “Aunque esta vez haya sido por la cláusula del miedo a Carlos Abad, quiero que sepan que pueden contar conmigo”, afirmó con orgullo, a la vez que agradeció a sus compañeros “el apoyo y la confianza” tras “mucho tiempo sin jugar”.

A Miguel De las Cuevas ya le sorprende poco en el mundo del fútbol, donde acumula muchas horas de vuelo. Su gol de falta en Tenerife decidió un partido en el que “salimos sin complejos”, relató, congratulándose por el hecho de que por fin hicieron “un partido completo”, ya que ante Albacete y Alcorcón se adelantaron en el marcador y terminaron perdiendo. “Sabíamos que iban a apretar”, recalcó el alicantino, que valoró el papel defensivo de los cordobesistas en una cita que era absolutamente clave.

“En la concentración hablamos de que había que seguir adelante y asimilar los golpes, que aunque nos empatasen había que continuar porque siempre tenemos opciones”, expresó De las Cuevas, que enfatizó que cuando se adelantaron en el marcador no pensaron “nada negativo”, sino en hacer el segundo “para que nos diera tranquilidad”. Lo firmó el propio De las Cuevas, que ya suma un total de siete en la Liga, los mismos que Piovaccari. El alicantino vive su mejor momento de producción en ataque. “Espero que esta racha no pare porque otros años tiras y tiras y no marcas, y esta vez no es así; por lo menos los goles han servido para ganar”, dejó dicho.

Etiquetas
stats