Un 'play off' para la historia

Se podría hablar de casi una utopía. Algo que no estaba destinado a suceder. Según palabras del actual presidente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, José García Román, es un árbol cuyas raíces han crecido muy rápido. En prácticamente dos temporadas, el conjunto cordobés pasó de ascender a Segunda División en los despachos, por la renuncia a la plaza del Cerro Reyes, a meterse en una fiesta del ascenso donde fue el último en llegar y el segundo en irse con destino a Primera División. Un año se ha cumplido ya desde que se alcanzara ese sueño.

En 2018, con una plantilla llena de cordobeses, el objetivo de los de Maca era asentarse en la categoría, echar cimientos en ella y, por consiguiente, intentar la machada de subir a la máxima división nacional. La afición blanquiverde estaba enganchada al equipo después de que el Córdoba CF lo patrocinara la temporada anterior y rozara el play off. La UMA Antequera se lo arrebató. Era una 'final' entre dos equipos que se jugaban todo a una carta. Sin embargo, el equipo de Vista Alegre cayó en su feudo (3-4) y se quedó a las puertas de la fase de ascenso. Fue un partido donde quizás los blanquiverdes merecieron más. “Contra la UMA Antequera hubo muchas opciones y fuimos superiores, pero la ‘pelotita’ ese día no entraba”. Así lo definió Paco Solís hace unos meses en una entrevista a Córner Cordobés. Ese 28 de abril de 2018 quedaría grabado a fuego en la memoria de los jugadores del entonces Córdoba CF Futsal.

Los califas volverían a la carga a la temporada siguiente. Si en el debut en la categoría pudieron llegar con posibilidades a la última jornada, por qué no intentarlo en la siguiente. Esta vez sí, con toda la plantilla natural de la provincia de Córdoba. Fueron pasando los partidos y las posibilidades del play off iban en aumento. En la antepenúltima jornada, los blanquiverdes consiguieron una victoria agónica en Manzanares (2-3) gracias a dos goles en prácticamente un minuto de Manu Leal y Koseky. Llegaban así al penúltimo encuentro con serias opciones de, en caso de ganar al Rivas Futsal, meterse matemáticamente en la pelea por el ascenso. El destino quiso que fuera un 27 de abril, casi un año después de aquella fatídica derrota ante la UMA. Significó un punto de inflexión. A pesar del gol inicial en propia puerta de César, el Córdoba Futsal se repuso y remontó hasta llegar a un 6-2 que ratificaba la presencia del cuadro cordobés, por primera vez en su corta historia, en un play off de ascenso a la máxima categoría nacional. Sendos dobletes de Jesús Rodríguez y César Velasco, un tanto de Cristóbal y otro de Catiti, permitieron a los blanquiverdes soñar despiertos.

Ya metidos en faena, el Córdoba Futsal aguó la fiesta del Real Betis FS, que realizó una gran inversión económica para conseguir de una vez por todas el ascenso. Los verdiblancos vencieron en terreno cordobés (1-2). Todo estaba preparado en San Pablo para la fiesta bética, pero los cordobeses ganaron los dos partidos siguientes -el último, por penaltis- y se metieron en la final ante el Mengíbar, donde resultaron vencedores en dos partidos. Fue la fe en ellos mismos la que propulsó a los de Maca. “En esos partidos sobraba la motivación. Aunque parezca extraño, nosotros creíamos que lo conseguiríamos”, señaló Paco Solís. Y vaya si lo consiguieron.

Etiquetas
stats