Piovaccari, un mes fuera de combate

Piovaccari abandona el campo en el Córdoba - Elche (1-0) | MADERO CUBERO

Sus gestos de dolor provocaron un ramalazo de pánico en el servicio médico y entre los aficionados que vieron la espeluznante jugada desde los asientos más cercanos de la grada. Piovaccari es un tipo duro, un guerrero. No es de los que se quejan de forma gratuita. El italiano salió en el minuto 70 al terreno de juego para suplir a Rodri Ríos, en una sustitución que le reportó a Luis Carrión una buena andanada de pitos de la afición. Lo de sustituir a un delantero por otro, con el partido en empate a cero -y el equipo en puesto de descenso-, no parecía una determinación que rezumase ambición. Al final, el equipo ganó con un gol postrero de un defensa central... y terminó sin delanteros. Porque Piovaccari se rompió.

En una acción en la que presionaba la salida del balón de Edu Albacar, el jugador de Gallarate se quedó con la pierna clavada en el césped. Las duras imágenes y los lamentos del futbolista hicieron temer lo peor. Después del partido, el jugador fue trasladado al Hospital San Juan de Dios y la exploración arrojó luz sobre la lesión. “Las pruebas de imagen confirman que sufre un esguince grado II-III en el tobillo izquierdo”, expuso el club a través de sus canales oficiales. El periodo de baja, según las estimaciones, no será inferior a las cinco semanas. Este contratiempo deja a Carrión sin un recambio en la delantera para el próximo mes, por lo que tendrá que recurrir al filial. En ocasiones anteriores ya reclutó a Alberto Quiles o a Moha Traoré.

Piovaccari, de 32 años, se une a la lista de bajas por lesión, en la que figuran Juli, Carlos Caballero y Domingo Cisma. Los dos primeros podrían regresar en breve; en el caso del zaguero sevillano, el periodo de ausencia se prolongará al menos nueve meses por una rotura de ligamentos de la rodilla que le ha hecho pasar por el quirófano.

Etiquetas
stats