Merino insiste: “Esta plantilla nos va a sacar de ahí”

Juan Merino observa un entrenamiento junto a sus colaboradores en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

La misma receta. El mismo discurso. Los mismos problemas por resolver. Y Juan Merino no se rinde. Sin levantar demasiado la voz -en la sala de prensa, desde luego, no lo hace-, el entrenador del Córdoba sigue suspirando por celebrar la primera victoria. Sin dejar de trabajar, obviamente, porque “no hay otro camino”. Lo volvió a decir ante los micrófonos de los periodistas. Confía en la plantilla que tiene porque es la que hay ahora. “Esta plantilla es la que nos va a sacar de esta situación”, dijo, al tiempo que admitió que el club hace su labor buscando mejores. “Todo se puede mejorar, pero estoy convencido de que estos jugadores tienen capacidad. Me lo demuestran en el día a día en los entrenamientos”. ha argumentado.

¿Y qué pasa después en los partidos? El entrenador de la Línea volvió a sacar a relucir un asunto que para él resulta meridiamente claro: ir el último es una losa demasiado pesada. “No juegas igual si vas tan mal. Los jugadores sienten que no son capaces, les afecta todo más. Por eso tenemos que ser más humildes que nunca, seguir trabajando y lograr la victoria. Hemos estado cerca y nos queda dar ese paso”, ha explicado.

Este sábado aguarda la Sociedad Deportiva Huesca, líder de Segunda, y el Córdoba acudirá con la retaguardia dinamitada. No estará Joao Afonso, sancionado, y es “muy difícil” que puede comparecer Josema. Los dos centrales titulares se caerían. Y el sustituto natural, Caro, tampoco parece tenerlo claro para poder estar disponible. Sí irá el capitán Fernández, que “está entrenando con dolor, pero va a entrar seguro”. Otro que se quedará en casa es Jaime Romero, con una lesión muscular. “Estamos a nivel defensivo probando a algún que otro jugador, mirando a los chavales del filial...”, dijo Merino, que está teniendo una semana especialmente complicada.

Del rival habló maravillas. “El Huesca está líder por méritos propios, con un 4-3-3, y ahora con Vadillo y Ferreiro... Son sólidos y están en un buen momento. Tienen un equipo fuerte, de gran nivel ofensivo, muy dinámico, con velocidad y finalización. Por eso están los primeros”, expuso. Eso no significa, para él, que el Córdoba no tenga opciones. “Nosotros tenemos que hacer un partido muy bueno, bien planteado en todos los aspectos, jugando al ciento por ciento. Con ilusión, ganas y trabajando. En Segunda se juega el primero contra el último y puedes ganar, porque las diferencias son mínimas”, ha relatado.

“Sabemos de los errores que venimos, fallos en los que se está trabajando y esa es la única herramienta. Hemos estado bastante cerca de ganar, ¿por qué no va a ser en Huesca? Nosotros estamos capacitados. Tal y como está entrenando el equipo creo que podemos hacerlo”, insistió, al tiempo que dejó claro que su equipo “sí tiene que perder” ante el Huesca, porque “sea en el campo que sea tenemos que competir al máximo para ganar. Sabemos que jugamos contra el líder y tenemos que hacer un partido redondo, pero estoy viendo al equipo de una manera aceptable, animada, y transmitiéndome en los entrenamientos que estamos capacitados”.

“Es la plantilla que tengo y es la mejor. Si estamos pensando en un cambio o en otro en el mercado de invierno, el primero que se equivoca es el entrenador”, ha expresado Merino. “Si el entrenador está contínuamente hablando de que necesita refuerzos... Nos quedan partidos importantes y quienes tienen que sacarnos de ahí están en esta plantilla”. Con los números en la mano, las cuentas no lanzan un mensaje alentador. El Córdoba necesita sumar prácticamente la mitad de los puntos en juego para estar en la órbita de los 50 que suelen ser necesarios para sellar la permanencia.

Sobre la capacidad de revertir la situación y las evidencias estadísticas, Merino sacó a colación su experiencia. “Yo vengo de situaciones parecidas. El Recreativo estaba en una situación muy parecida y se quedó al final de liga en una situación muy privilegiada. El año pasado en el Nástic, el equipo tenía en torno a 15 o 16 puntos en la primera vuelta. En media tabla siempre hay un par de equipos que tienden a bajar. Cuando uno equipo gana dos partidos consecutivos mejora y cambia la manera de pensar y actuar. Cualquiera en un momento dado cambia. Yo sé que cuando se está abajo se ve todo muy negativo, en todos los aspectos. Pero podemos salir”, indicó antes de decir adiós y seguir a lo suyo: trabajo y trabajo.

Etiquetas
stats