¿Quién marca aquí?

Rodri y Caro, en el partido disputado en Almería en la primera vuelta | LOF

Dos equipos que necesitan ganar. Dos goleadores de cabecera. Los nombres de Rodri Ríos y Quique González están, seguro, subrayados en la pizarra de ambos técnicos en las vísperas de un duelo crucial para la permanencia. Los nueves del Córdoba y el Almería estarán en el punto de mira y bajo una especial vigilancia este domingo en El Arcángel. La trascendencia en el ataque de sus equipos es indiscutible. Quien sea capaz de neutralizar al argumento ofensivo número uno de su adversario tendrá mucho terreno ganado.

Rodri Ríos lleva firmados 10 goles en 31 partidos de Liga, mientras que Quique González ha hecho 13 tantos en 32. Son los mejores artilleros de sus equipos y su peso queda explicado en un dato demoledor. Tanto el cordobesista como el rojiblanco llevan más de un tercio del total de los 29 goles blanquiverdes y los 34 del Almería.

Rodri, que jugó en el Almería -cedido por el FC Barcelona- en la temporada 13-14, tiene ahora 26 años. Los mismos que Quique González, que llegó en el 2014 al club andaluz procedente del Guadalajara y que ha defendido sus colores desde entonces exceptuando un año de cesión al Racing de Santander. Ambos son castellanos -Rodri, nacido en Soria; Quique, en Valladolid- y se desenvuelven en una demarcación similar: actúan como delanteros centro, aunque pueden adaptarse a los extremos o la media punta. A día de hoy, ambos experimentan la sensación de estar señalados como piezas clave en el cumplimiento del objetivo de sus equipos.

El jugador del Almería llegará especialmente motivado. El club anunció esta semana su renovación por tres temporadas, en lo que supone un refrendo en la confianza de Quique González y un claro mensaje de optimismo a su entorno. Al delantero le quedaba todavía un año de contrato, hasta 2018, pero el Almería lo ha señalado como un pilar de su proyecto de futuro. No contemplan el descenso, pese a que durante toda la temporada han estado en las cuatro últimas posiciones. González será delantero del Almería hasta 2021, después de haber despachado una registros notables. Eso, si no hay traspaso de por medio. El jugador apareció en la agenda de varios clubes, alguno de Primera, durante el último verano. En el pasado curso anotó 15 goles y fue el que más partidos jugó de toda la plantilla; en la actual vuelve a ser, junto al guardameta Casto, el futbolista con más presencia en el equipo.

Rodri, por su parte, está pasando por un año determinante en su carrera profesional. Después de su paso gris por el Real Valladolid y la frustrante experiencia en el Munich 1860 alemán, fichó por el Córdoba por una temporada. Llegó a un equipo que vive aún bajo el recuerdo de Florin Andone, ahora en el Deportivo de La Coruña, un futbolista que protagonizó el traspaso más caro de la historia del club (4'5 millones) y que podría seguir dando rentas a la entidad que preside Alejandro González, ya que el Córdoba percibiría parte de un futuro traspaso del internacional rumano. A Rodri le costó hacerse un sitio en los afectos del cordobesismo, pero no hay nada que no arregle un buen puñado de goles. Sobre todo si estos resultan decisivos para conseguir el desafío de la permanencia. El delantero soriano quedará libre a partir del 30 de junio. Si en El Arcángel deciden seguir contando con él será una buena señal.

Etiquetas
stats